El Salvador, miércoles 23 de agosto de 2017

Trasladan a más de 770 presos en Honduras

Por: Redacción 102nueve
mayo 17, 2017

Por orden presidencial, las autoridades penitenciarias de Honduras trasladaron este martes a 773 detenidos, entre ellos varios pandilleros de la mara 18

Archivo

La cárcel de máxima seguridad está ubicada en el municipio de Morocelí, departamento de El Paraíso, una hora al este de Tegucigalpa.

El traslado se realizó en medio de la operación “Arpía III”, con un amplio dispositivo de seguridad policial y militar, para evitar motines y emboscadas.

Un grupo de familiares de los reclusos se apostó temprano en las afueras del reclusorio para implorar a las autoridades ver a sus parientes por última vez, antes de ser mudados a la prisión de máxima seguridad.

Los reclusos venían de la Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto, ubicada en la aldea de Támara, 30 minutos al norte de Tegucigalpa.

La medida se practicó tras la fuga de 18 reos, ocurrida el jueves 11 de mayo en este centro penitenciario, todos miembros de la mara 18, según informes de las autoridades penitenciarias.

Ante la fuga, en un comunicado emitido el lunes el instituto penitenciario informó de la suspensión del director del centro penal y la fiscalía del estado inició una investigación para determinar la responsabilidad de los custodios que estaban de guardia el día que se dio la fuga.

 

Trasladan a más de 770 presos en Honduras

Por: Redacción 102nueve
mayo 17, 2017

Por orden presidencial, las autoridades penitenciarias de Honduras trasladaron este martes a 773 detenidos, entre ellos varios pandilleros de la mara 18

Archivo

Por orden presidencial, las autoridades penitenciarias de Honduras trasladaron este martes a 773 detenidos, entre ellos varios pandilleros de la mara 18

La cárcel de máxima seguridad está ubicada en el municipio de Morocelí, departamento de El Paraíso, una hora al este de Tegucigalpa.

El traslado se realizó en medio de la operación “Arpía III”, con un amplio dispositivo de seguridad policial y militar, para evitar motines y emboscadas.

Un grupo de familiares de los reclusos se apostó temprano en las afueras del reclusorio para implorar a las autoridades ver a sus parientes por última vez, antes de ser mudados a la prisión de máxima seguridad.

Los reclusos venían de la Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto, ubicada en la aldea de Támara, 30 minutos al norte de Tegucigalpa.

La medida se practicó tras la fuga de 18 reos, ocurrida el jueves 11 de mayo en este centro penitenciario, todos miembros de la mara 18, según informes de las autoridades penitenciarias.

Ante la fuga, en un comunicado emitido el lunes el instituto penitenciario informó de la suspensión del director del centro penal y la fiscalía del estado inició una investigación para determinar la responsabilidad de los custodios que estaban de guardia el día que se dio la fuga.

 

Se escuchó en la 102nueve