El Salvador, sábado 19 de agosto de 2017

“Sí, hemos tenido algunos acercamientos con ARENA”

Por: Lafitte Fernández
septiembre 2, 2016

Gallegos sabe mucho de sí. Sabe que debe ser un estupendo negociador. Sabe que debe ser austero. Que un país entero lo mira.

Guillermo Gallegos

Hace algunos años, Guillermo Gallegos se fue a misa con su hijo. Era domingo. La Iglesia Católica estaba repleta.

Cuando el sacerdote pidió a los feligreses que se dieran la paz, el diputado Guillermo Gallegos se volvió a su costado derecho y le extendió la mano a una mujer de poco más de treinta años.

“La paz sea contigo”, le dijo Gallegos. La mujer dejó frío a Gallegos cuando le respondió: “Y también contigo, vendepatrias”.

Gallegos respiró profundo. Sus mejillas se pusieron rojas. Miró con rabia a la mujer y, al menos en ese momento, no le respondió. Después, afuera de la Iglesia, sí lo hizo. Le dijo que lo impresionaba que hubiese blasfemado en la casa de Dios. “Me cuesta quedarme callado cuando me insultan”, dice.

En otra ocasión se subió en un avión comercial. Un pasajero pasó a su lado mientras intentaba acomodarse y le dijo: “está bien que viaje para que aprenda en otros países lo que aquí no debe hacerse”.

Esta vez no pudo responder a su agresor porque volvió a mirarlo al lado de dos torres humanas vestidos de policías estadounidenses.

A Guillermo Gallegos le ha pasado de todo. Hubo un tiempo en que muchos lo ofendían por dejar ARENA y lanzarse a fundar el partido GANA. Tal vez, en ese momento, no lo entendieron.

Ahora cree que sí lo entienden. Que las malas épocas políticas pasaron. El mejor ejemplo de esa nueva realidad es, para él, que el ocho de noviembre será el nuevo presidente de la Asamblea Legislativa.

Gallegos no quiere pararse en la primera línea de la historia para ser un presidente legislativo más.

Quiere cambiar la historia. Quiere manejar el poder legislativo con honradez y con un sentido de sacrificio diferente a sus antecesores.

Pero Gallegos, de 46 años, quien dice que llegó a la política por “metido”, porque quería ser militar como su padre, no solo será el primer presidente del Congreso del partido GANA.

Llega a ese cargo en un momento decisivo para los salvadoreños. Si mira hacia delante, sabe que tendrá que actuar como un resorte o una bisagra entre dos fuerzas polarizadas como son ARENA y el FMLN para llevarlos a entenderse y evitar la ruina del país.

Gallegos sabe mucho de sí. Sabe que debe ser un estupendo negociador. Sabe que debe ser austero. Que un país entero lo mira.

Pero sabe algo más: que del resultado de su administración, GANA puede pegar un salto cuantitativo y de calidad para aspirar a ser una fuerza política determinante.

Gallegos ha llevado consigo una campaña personal que lo ha pasado del insulto al aplauso: se ha transformado en un duro combatiente de las pandillas. Tal vez el más duro de todos.

Por eso es que, cada cierto tiempo, lo llaman y le dicen que tenga cuidado, que su cabeza tiene precio, que lo quieren asesinar, que no salga a sitios públicos.

Pero él ya no quiere cambiar de actitud: si es necesario morirá enemigo mortal de las maras.

Esto es lo que, una noche de jueves, conservé con Guillermo:

¿Por qué te metiste a la política?

Tocaste una palabra y la voy a decir: por metido. Mi ideario era prepararme para ser militar, eso tenía pensado.

¿Por qué?

Mi papá fue militar. Por circunstancias de la vida no fue posible y decidí estudiar derecho. Estando en la universidad –primer ciclo- un compañero me dijo que por qué no nos metíamos a la política, le pregunté en qué partido y me respondió que ARENA. Le recordé que en ese no porque solo gente rica iba y que nos iban achicar. Me terminó convenciendo. Fuimos a la sede de ARENA; desde que llegué me atrapó, me envolvió, estuve permanente y constante. Seguí mi carrera profesional y las oportunidades se siguieron dando. A través de la política logré mis primeros empleos: el primero fue en la Procuraduría General y después en la Fiscalía General.

¿Cómo abogado?

Como estudiante. Y de fiscal pasé a ser diputado. Me gusta mucho. El logro principal no deja de serlo el poder haber fundado un partido, más bien ser uno de sus fundadores y que hoy es la tercera fuerza política.

¿Quiénes fueron tus primeros héroes políticos?, ¿quiénes fueron los primeros en influenciarte?

Recuerdo que sufrí un poco, tenía unos once años, con la derrota que sufrió Roberto d´Aubuisson en 1984. Me identifiqué mucho con René Figueroa que era el director nacional de la juventud (de ARENA) en ese tiempo. Gracias a él logré esos empleos y con él crecí en la juventud. Posteriormente…

René Figueroa signó tus primeros caminos…

Sí, influenció mucho al inicio de mi carrera política. Hice una carrera en la juventud y fui miembro del COENA, jefe de fracción gracias al expresidente Saca (Elías Antonio) que confió en mi persona –quizá era el diputado más joven-. En la etapa de ARENA han tenido una influencia bastante grande en mí. No puedo dejar de mencionar a Rodrigo Samayoa que me dio la oportunidad de ser diputado. Tenía muy buena relación con el expresidente Cristiani (Alfredo) y me logró colocar en una posición de mucha relevancia en el listado para diputado. Desde el año 2000 soy diputado. Ya llevo 16 años pero aquí me ves como nuevo.

Jaja.

Esa es una nueva etapa de mi vida política. Después viene la constitución de GANA que es otra etapa muy interesante que me ha permitido desarrollar otras capacidades y habilidades. Nunca lo he negado, le agradezco y reconozco a ARENA el haberme forjado como político en mis primeros años, no estoy peleado con la institución, salí un poco con problemas con la dirigencia de ese momento pero ahora ya estoy en otra realidad que es GANA.

Muchos te atacaron, te dijeron de todo, has pasado momentos duros y ahora vas camino a la presidencia de la Asamblea Legislativa. ¿Qué piensas de esa enorme transformación?

Hoy que me lo mencionas no dejo de consternarme un poco. Si alguien ha sido bastante atacado ha sido mi persona. He tenido formación política desde muy joven y he venido haciendo un caparazón para este tipo de ataques que han sido insultos en la calle, campos pagados, comerciales de televisión y radio. Pero he hecho el caparazón para soportar y resistir. Pero lo duro es la familia porque ella sufre, los hijos sobre todo. Eso lo acordaba a uno: el que los hijos tengan que soportar. A Dios gracias, Lafitte, es una etapa que ya superé. Eso sí te voy a decir: yo no me dejo, reacciono y contesto, si alguien me insulta de mí no va esperar una palabra dulce.

¿Eres rencoroso?

Momentáneamente pero después me pasa. Una vez en una iglesia católica extendí la mano para dar la paz del señor y esta persona me dijo: “La paz del señor, vende-patria”. Fue en la iglesia.

Ni siquiera con Dios como testigo…

Pero mejor ni te cuento lo que dije. Yo no me dejo. ¿Rencoroso? En el momento pero después se me pasa, se me olvida. Pero hoy alguien descifró muy bien lo que está pasando en mi vida: es como si tuvieras una pared llena de grafitis, agarras pintura blanca y es empezar a borrar.

Estoy viviendo mi mejor momento como político, tengo la aceptación y respaldo de mucha gente, no solo de mi partido. Es por temas trascendentales como,. Por ejemplo, por mi postura contra los pandilleros y por la posición de GANA en la Asamblea de no apoyar propuestas que pueden ir contra la población. Eso ha logrado que, por primera vez en la opinión pública, mis negativos siempre fuera más que los positivos, hoy salen más los positivos. El llegar a la presidencia de la Asamblea me ubica en otro papel, hoy represento al primero Órgano de Estado, tengo que moderarme.

Ya no puedes ser tan brioso…

Ya no puedo ser tan confrontativo, tengo que buscar y tengo una tarea importante: tratar de mediar posiciones ante dos partidos tan antagónicos como son ARENA y FMLN. Eso lo debo hacer.

¿En esos momentos te atacaban a ti directamente o a través de personas?

Me atacaban a mí y como fui ganando algún liderazgo en GANA. Hoy los diputados de GANA me reconocen algún tipo de liderazgo. Los ataques principales venían a mí: amenazas a la familia y el ataque era directo con campos pagados, anuncios. Todavía en 2015 ARENA se dedicó a tirar algunos panfletos casi en todo San Salvador para que no quedara como diputado. Pero como te digo: son etapas superadas pero dejan una cicatriz. Ahora que lo traes se sufre y se sufre más por la familia.

¿Qué te quita y qué te deja la política?

Me quita privacidad, tiempo para la familia pero me deja satisfacción de poder ayudar a resolver los problemas de los salvadoreños. El país es pequeño, uno se convierte en figura pública y eso te priva de muchas cosas. Agregado a la violencia de nuestro país con mis posiciones prácticamente te encapsula en el hogar o lugares donde puedes asistir para evitar el peligro. Sabrás que hay una amenaza latente de los pandilleros contra mi persona, incluso han puesto precio por mi vida. Esto me priva, quisiera tener la oportunidad de poder salir a caminar, que no daría por poder salir a correr como lo hace mucha gente, pero sé que lo menos que me puede caer es un insulto. Estos sacrificios algún día tendrán sus resultados.

¿No has sido demasiado duro tu mensaje contra las pandillas?

Abrí el espacio para que se hayan tomado medidas concretas. Perfectamente hubiera podido quedarme callado, ignorar, pero son tantas cosas que uno se da cuenta, te comentan de las fechorías de los pandilleros y eso causa indignación. ¿Cómo qué? Por ejemplo que un pandillero llegue a la casa de una familia y le diga al papá: “Hoy me llevo a tu hija”. O que tres entren a la casa y digan: “Hoy me voy a quedar a dormir con tu esposa, aquel con tu hija”.

Comenzaron a sumarse historias de horror

Verdaderas. Entonces dije: “No, no lo soporto”. Comencé una lucha solo. El tiempo me ha dado la razón y si volviera a pasar en mi vida tomaría la misma decisión. Somos más los salvadoreños honrados.

Toda esta vida política te ha llevado a pararte en primera línea en política. ¿Cómo te sientes ahí?

Muy afortunado porque estoy ahí y tengo la oportunidad de generar cambios para el país. Me siento satisfecho y bendecido porque Dios me permite estar en momentos difíciles, históricos. Por ejemplo estar en la política cuando el FMLN llegó por primera vez a la presidencia, me siento contento que voy a ser el primer presidente de GANA en el congreso, lo debo asumir con toda la responsabilidad y la dedicación, entrega y poner todo mi esfuerzo para influenciar en otros políticos y hacer un trabajo unificado a favor del país. He vivido dos etapas en mi vida política: estar en un partido de gobierno a uno de oposición. He vivido el cambio y transformación de los medios de comunicación, la entrada de las redes sociales, la capacidad de la sociedad civil de pedir cuentas y explicaciones a los políticos, antes era un tabú todo lo que pasara en las instituciones, ahora todo está a disposición de la ciudadanía. Un día dejaré de ser diputado y estaré en aquel lado de la sociedad y querré que las cosas se hagan de mejor manera. Si puedo influenciar para que se hagan esos cambios en los que impere la transparencia, la honestidad, austeridad y el buen comportamiento de los políticos, quiero colaborar, quiero que se continúe y consolide para que el manejo de los fondos públicos y el quehacer político sean transparentes.

¿Cómo se define el pensamiento político de GANA?

Es un partido conservador, de derecha, tenemos como ideario el respeto a los derechos individuales entendidos como la libre expresión, información.

Libertades individuales.

Eso. Creemos que es importante fortalecer la propiedad privada, no creemos que el Estado deba ser un interventor en el accionar privado, pero principalmente somos un partido conservador, de derecha, nos alejamos de estos pensamientos liberales en los cuales se permiten ciertos aspectos.

¿Es GANA centro derecha?

Del uno al diez diría que andamos en un seis-siete, tampoco somos de izquierda. Soy fiel convencido de la justicia social pero quizá somos un partido de centro derecha, conservador con alto sentido de respeto a las libertades del individuo.

¿Por qué le cuesta tanto al centro consolidarse?

Por nuestros antecedentes de la Guerra Civil. En un momento determinado o eras de la guerrilla o no lo eras.

Herencia histórica cultural…

Hoy en día ARENA y FMLN tratan de fomentar eso para ganar posiciones. GANA ha sido capaz de romper esa polarización. Ese antagonismo de loa guerra no se acaba con la firma de la paz sino que pasa a la arena política y por eso todavía ves posiciones de ese tipo. Ha costado pero cada vez más gente entiende que ese no es el camino, que ARENA y FMLN tuvieron oportunidad de gobernar y la situación del país está peor cada día. Nosotros tenemos una gran oportunidad de poder demostrar que es posible el surgimiento de una fuerza de centro derecha.

Le preguntaba a un encuestador por qué en El Salvador cuesta que cuaje una fuerza de centro y me explicaba que la política aquí es muy hormonal, al salvadoreño no le gusta lo que le parece medio asexuado…

Machista.

¿Qué piensas de esto?

Están cambiando las posiciones políticas. Es como te digo: veníamos arrastrando eso. O éramos de ARENA o del FMLN. Lo acabas de ver en la presidencial: 6,000 votos, el país dividido en mitad y mitad. Nosotros queremos construir esa tercera vía que pueda dar posibilidad de otra opción. Es importante fomentarlo, fortalecerlo y no lo digo por GANA sino porque aparecen esos mesías de la nada e inmediatamente captan, a través de populismo, el pensamiento de la población y vienen esos dictadores y terminan en despeñaderos.

¿GANA en qué momento está?

En su mejor momento desde su fundación. Nada menos ahora hablaba con nuestro regidor de La Unión y me decía: “Le agradezco lo que hace por el partido, donde vaya la gente me felicita”. Quisiera que las elecciones fueran ya porque estamos en la cresta de la ola. Pero debemos tener capacidad de seguir generando esa opinión favorable y solo lo lograremos con acciones, principalmente en la Asamblea. La gente ha valorado mucho nuestras acciones en, por ejemplo, las pensiones y otros temas en los que hemos dicho que no. ¿Nuestra obligación? Mantenernos apegados a lo que creemos, apegados a las mayorías. Hoy iba desayunar a un restaurante y el vigilante me dijo: “Quería conocerlo, tenga por seguro que mi voto es suyo”. Uno siente la percepción. Ya no como la señora de la iglesia.

Te ha pasado de todo…

En este momento estamos en la cresta de nuestra mejor condición.

¿GANA debe hacerse un partido más de ideario para consolidarse?

Debemos hacerlo. La historia nos está empujando a hacerlo, abriendo la puerta, no podemos quedarnos como iniciamos, debemos abrir puertas, debe ser nuestra oferta para volvernos más atractivos.

Estás cerca de ser presidente de la Asamblea y un periodo tuyo será observado. Tres verán con tres lupas.

Lo tengo claro. De mi actuación como presidente o GANA pega un salto o baja muchos escalones. Estoy comprometido a generar cambios, actuar austeramente. La función debe ser ejemplar, debo decirlo: los dos o tres presidentes anteriores han sido cuestionados, la gente tiene descontento y lo percibo. La gente tiene mucha expectativa con mi llegada, debo ser ejemplar administrativamente y políticamente llevo la responsabilidad de catalizar para lograr entendimientos en beneficio del país.

Llegas a la Asamblea en otro momento histórico. Los partidos más grandes entienden que hay que buscar entendimientos.

El que hace de presidente juega un rol importante. Has visto los enfrentamientos entre ARENA y Lorena Peña. Si no logro que se puedan dar la mano me tocará agarrar. Logran captar a atreves de populismo el oído, el pensamiento de3 la población y después vienen estos tipos dictatoriales y la historia siempre es la misma y terminan en despeñaderos. Por eso es importante fortalecer la democracia a través de los partidos políticos.

¿En qué momento histórico está GANA?, ¿piensas que el partido puede crecer más o que ya tiene un tope?  

GANA está en su mejor momento. Desde nuestra fundación creo que estamos en su mejor momento. Yo quisiera que las elecciones fueran ya porque estamos en la cresta de la ola. Pero tenemos que tener la capacidad de seguir generando esta opinión favorable de los salvadoreños, eso únicamente lo vamos a lograr con acciones porque lo que la gente ha visto son acciones de parte de nosotros principalmente en la Asamblea Legislativa, donde la gente ha valorado mucho algunos temas que se han puesto y GANA ha dicho que no. Por ejemplo con el tema de pensiones. Nuestra obligación es mantenernos apegados a lo que tenemos, siempre del lado de las mayorías y seguro que la gente nos va a felicitar.

¿Crees que GANA debe hacerse un partido más moderno, más fuerte, más orgánico, más de ideario para terminar de consolidarse?

Tenemos que hacerlo. La historia nos está empujando a hacerlo. La historia nos está dando la oportunidad y abriendo la puerta. No podemos quedarnos como iniciamos. Tenemos que ampliarnos, tenemos que abrir puertas, tenemos que constituir nuestro ideario. Esa tiene que ser nuestra oferta para volverlo más atractivo. Porque hoy en día podemos tener a simpatizantes y a votantes, pero también necesitamos es membresía, gente que se incorpore.

Y entrar bien a una etapa de madurez.

Eso lo hemos venido aprendiendo. Ahora ya no es GANA de octubre de 2009. Han pasado ocho o nueve años y hemos ido madurando.

Estas muy cerca de ser presidente de la Asamblea Legislativa. Tu administración va a ser sumamente observada y eso le va a sumar o restar a GANA. ¿Tienes claro eso, que tendrás como tres lupas observándote?

Tan claro como este vaso de agua (señala un vaso que está sobre la mesa). En mi actuación como presidente de la Asamblea Legislativa hay dos opciones: GANA pega un salta más o baja muchos escalones. Y por eso yo estoy comprometido. Y además debo de hacerlo, porque es mi obligación como presidente, generar algunos cambios, actuar con responsabilidad, con transparencia, con honestidad, austeramente. Yo estoy claro que la función administrativa debe de ser ejemplar. Lo tengo que decir: los dos o tres presidentes antes de mi presidencia han sido cuestionados en ciertos aspectos.

Es verdad.

Y la gente tiene mucha expectativa con mi llegada. Por eso voy a tratar de hacer bien las cosas. Tengo que ser ejemplar, que la gente diga que hubo un cambio. Y políticamente llevo esa gran responsabilidad de poder administrar y catalizar estas dos fuerzas políticas para lograr buscar entendimientos que vayan en beneficio del país.

Pienso que llegas a la Asamblea Legislativa en otro momento histórico importante. Creo que los partidos más grandes entienden y están claros que de alguna manera la confrontación hay que aflojarla, hay que buscar entendimientos porque si no el país va a arder. Y entonces entras en un papel político importantísimo donde tenderse la mano y entenderse va a ser también vital.

Y en eso el presidente juega un rol importante. Si en un primer momento yo no logro que ellos se puedan dar la mano, lo que me va a tocar es agarrar a la izquierda con mi mano izquierda y a la derecha con mi mano derecha para que estemos unidos los tres de alguna manera. Para que podamos conducir al Primer Órgano de Estado de acuerdo a lo que se demanda en este momento.

Ya las soluciones no se ven aisladas.

Y dimos un ejemplo de que sí se puede. Hace unos meses en materia de seguridad mandamos un mensaje de unidad. Tenemos problemas grandes en el país: la inseguridad, el tema fiscal, las pensiones y otros. Esto no lo vamos a poder sacar adelante solo una parte de la Asamblea. Tiene que ser en conjunto.

Asumes en noviembre.

El ocho de noviembre.

¿Cómo piensas poner en orden administrativo y productivo a tanto diputado?

Estoy dando el ejemplo. Tengo dos años y tres meses de no viajar en misión oficial por parte de la Asamblea Legislativa. Es algo de lo más demandado por la población. Vamos a ser transparentes en todo lo que se gasta y se utiliza en la Asamblea Legislativa. Pienso no utilizar lo que es la cuenta de la caja chica. Pienso pedir austeridad y trabajo productivo. Generando el ejemplo y pidiéndolo creo que estamos en la condición de hacerlo.

¿Se estaría viendo que GANA comienza un poquito, o mucho, a alejarse del FMLN y estaría asumiendo posiciones cercanas a ARENA?

Primero, nosotros no somos del FMLN y, segundo, no pensamos volver a ARENA. Nosotros somos GANA. Y por lo tanto nosotros hemos sido consecuentes con la gobernabilidad de este país. Eso nos ha traído nuestros créditos ya que la población, en dos oportunidades que hemos participado en elecciones, nos ha premiado y nos ha dado muy buena cantidad de votos y buena cantidad de diputados. No somos incondicionales a votar por lo que el FMLN proponga.

¿No están matriculados a ningún partido?

No. Si el FMLN propone cosas buenas las vamos a apoyar.  Y así nosotros hemos hecho propuestas también. Nuestros votos no están sujetos ni condicionados a nadie. Nosotros tomamos la decisión según convengamos que sea conveniente, o no, votar. Últimamente el Gobierno ha hecho una serie de propuestas las cueles nosotros no hemos compartido. Lo que pasa es que muy poco se destaca cuando hemos votado, y no una vez, junto con ARENA. Con ARENA hemos votado un montón de veces pero no se destaca. Sí se destaca, no sé con qué objetivo; bueno, sí lo sé. No es que nos estemos alejando del Frente, nunca hemos sido del Frente. Lo que pasa es que estamos valorando nuestros votos en el sentido que si es conveniente o no.

¿Esto qué significa a mediano o corto plazo? Porque hay un hecho que es evidente. ARENA ha ablandado su lenguaje. ARENA ya no ataca a GANA y hay un lenguaje amistoso. Supongo que esto deriva de alguna posición de diálogo que quizá, incluso, pone nervioso a otros sectores.

Creo que ARENA ha logrado convencerse que somos una realidad, que GANA llegó para quedarse y que somos un partido con nombre propio. Esto, siendo lógicos en su pensamiento, los ha llevado a reconocernos y a aceptarnos. No debe extrañarle a alguien que en algún momento podamos tener alguna plática y algún esfuerzo en común con ARENA.

¿Hay pláticas bilaterales en estos momentos con ARENA para decir que cuando Guillermo Gallegos llegue a la presidencia movamos algo? Yo sospecho que habrá pláticas bilaterales y de tres. 

Yo espero tener los apoyos de todos los partidos políticos. Y no puedo privarme, ni nadie puede privarme,  de poder entrar en pláticas con cualquier partido político, ni con ARENA, ni con el FMLN.

Hablando en términos de elecciones nosotros vamos a hacer un esfuerzo propio para el 2018 para diputados y alcaldes. Para la presidencial tenemos cuatro caminos: o hacer una alianza con ARENA, hacer una alianza con el FMLN, participar solos o no participar. Pero esa decisión la vamos a tomar una vez pase la elección de diputados y alcaldes. Si tenemos pláticas, hemos tenido algunos acercamientos con ARENA, en algunos puntos de interés mutuo y hemos votado solo con ARENA.  

Llamémosle de alguna manera, ¿las palabras de aprecio de ARENA a GANA están poniendo inquietos al FMLN?, ¿te han manifestado algo?

En primer lugar uno debe estar ubicado como GANA. Agradecemos esas palabras de aprecio de parte de ARENA, pero son solo palabras. El FMLN no tendría porqué ponerse inquieto porque no somos del FMLN.

¿Cuando llegues a presidir la Asamblea qué es lo primero que va en tu agenda?

Tenemos que dividirlo en dos aspectos. Lo administrativo y lo político. Para mí el tema de seguridad, en lo político, tiene prioridad. También el consenso y el tema fiscal. Y administrativamente para mí es importante que se maneje transparentemente el quehacer administrativo de la Asamblea, que la gente sepa en qué se está gastando el presupuesto de la Asamblea.

Se ha criticado mucho en la Asamblea el exceso de asesores y gente en planilla, ¿vas revisar esto en tu administración?

Tendría que revisarlo. En este momento no tengo acceso a esa información.

Todos sabemos que los partidos políticos tienen activistas políticos en las planillas de la Asamblea. Estarías dispuesto decirle a los partidos políticos que se reduzca esos activistas que además todo mundo sabe quiénes son.

Nosotros tenemos un protocolo de entendimiento y con base a ese protocolo cada partido tiene una asignación... Cada partido tiene un monto y de ese monto no se pueden pasar. Cada monto depende. No sé qué tipo de personal tengan, pero si podemos eliminar ese tipo de cosas lo haríamos.

¿Qué le dirías hoy a la señora que en la iglesia te gritó vende patria?

Yo no guardo rencor. Creo que el tiempo me ha dado la razón. Le diría, porque como te contaba fuera de micrófonos, que yo no me quedé callado y alguna ofensa le dije, que me disculpe; pero no es bueno andar ofendiendo a las personas por alguna decisión que uno haya tomada. Estábamos en una iglesia y ambos cometimos pecado. 

“Sí, hemos tenido algunos acercamientos con ARENA”

Por: Lafitte Fernández
septiembre 2, 2016

Gallegos sabe mucho de sí. Sabe que debe ser un estupendo negociador. Sabe que debe ser austero. Que un país entero lo mira.

Guillermo Gallegos

Gallegos sabe mucho de sí. Sabe que debe ser un estupendo negociador. Sabe que debe ser austero. Que un país entero lo mira.

Hace algunos años, Guillermo Gallegos se fue a misa con su hijo. Era domingo. La Iglesia Católica estaba repleta.

Cuando el sacerdote pidió a los feligreses que se dieran la paz, el diputado Guillermo Gallegos se volvió a su costado derecho y le extendió la mano a una mujer de poco más de treinta años.

“La paz sea contigo”, le dijo Gallegos. La mujer dejó frío a Gallegos cuando le respondió: “Y también contigo, vendepatrias”.

Gallegos respiró profundo. Sus mejillas se pusieron rojas. Miró con rabia a la mujer y, al menos en ese momento, no le respondió. Después, afuera de la Iglesia, sí lo hizo. Le dijo que lo impresionaba que hubiese blasfemado en la casa de Dios. “Me cuesta quedarme callado cuando me insultan”, dice.

En otra ocasión se subió en un avión comercial. Un pasajero pasó a su lado mientras intentaba acomodarse y le dijo: “está bien que viaje para que aprenda en otros países lo que aquí no debe hacerse”.

Esta vez no pudo responder a su agresor porque volvió a mirarlo al lado de dos torres humanas vestidos de policías estadounidenses.

A Guillermo Gallegos le ha pasado de todo. Hubo un tiempo en que muchos lo ofendían por dejar ARENA y lanzarse a fundar el partido GANA. Tal vez, en ese momento, no lo entendieron.

Ahora cree que sí lo entienden. Que las malas épocas políticas pasaron. El mejor ejemplo de esa nueva realidad es, para él, que el ocho de noviembre será el nuevo presidente de la Asamblea Legislativa.

Gallegos no quiere pararse en la primera línea de la historia para ser un presidente legislativo más.

Quiere cambiar la historia. Quiere manejar el poder legislativo con honradez y con un sentido de sacrificio diferente a sus antecesores.

Pero Gallegos, de 46 años, quien dice que llegó a la política por “metido”, porque quería ser militar como su padre, no solo será el primer presidente del Congreso del partido GANA.

Llega a ese cargo en un momento decisivo para los salvadoreños. Si mira hacia delante, sabe que tendrá que actuar como un resorte o una bisagra entre dos fuerzas polarizadas como son ARENA y el FMLN para llevarlos a entenderse y evitar la ruina del país.

Gallegos sabe mucho de sí. Sabe que debe ser un estupendo negociador. Sabe que debe ser austero. Que un país entero lo mira.

Pero sabe algo más: que del resultado de su administración, GANA puede pegar un salto cuantitativo y de calidad para aspirar a ser una fuerza política determinante.

Gallegos ha llevado consigo una campaña personal que lo ha pasado del insulto al aplauso: se ha transformado en un duro combatiente de las pandillas. Tal vez el más duro de todos.

Por eso es que, cada cierto tiempo, lo llaman y le dicen que tenga cuidado, que su cabeza tiene precio, que lo quieren asesinar, que no salga a sitios públicos.

Pero él ya no quiere cambiar de actitud: si es necesario morirá enemigo mortal de las maras.

Esto es lo que, una noche de jueves, conservé con Guillermo:

¿Por qué te metiste a la política?

Tocaste una palabra y la voy a decir: por metido. Mi ideario era prepararme para ser militar, eso tenía pensado.

¿Por qué?

Mi papá fue militar. Por circunstancias de la vida no fue posible y decidí estudiar derecho. Estando en la universidad –primer ciclo- un compañero me dijo que por qué no nos metíamos a la política, le pregunté en qué partido y me respondió que ARENA. Le recordé que en ese no porque solo gente rica iba y que nos iban achicar. Me terminó convenciendo. Fuimos a la sede de ARENA; desde que llegué me atrapó, me envolvió, estuve permanente y constante. Seguí mi carrera profesional y las oportunidades se siguieron dando. A través de la política logré mis primeros empleos: el primero fue en la Procuraduría General y después en la Fiscalía General.

¿Cómo abogado?

Como estudiante. Y de fiscal pasé a ser diputado. Me gusta mucho. El logro principal no deja de serlo el poder haber fundado un partido, más bien ser uno de sus fundadores y que hoy es la tercera fuerza política.

¿Quiénes fueron tus primeros héroes políticos?, ¿quiénes fueron los primeros en influenciarte?

Recuerdo que sufrí un poco, tenía unos once años, con la derrota que sufrió Roberto d´Aubuisson en 1984. Me identifiqué mucho con René Figueroa que era el director nacional de la juventud (de ARENA) en ese tiempo. Gracias a él logré esos empleos y con él crecí en la juventud. Posteriormente…

René Figueroa signó tus primeros caminos…

Sí, influenció mucho al inicio de mi carrera política. Hice una carrera en la juventud y fui miembro del COENA, jefe de fracción gracias al expresidente Saca (Elías Antonio) que confió en mi persona –quizá era el diputado más joven-. En la etapa de ARENA han tenido una influencia bastante grande en mí. No puedo dejar de mencionar a Rodrigo Samayoa que me dio la oportunidad de ser diputado. Tenía muy buena relación con el expresidente Cristiani (Alfredo) y me logró colocar en una posición de mucha relevancia en el listado para diputado. Desde el año 2000 soy diputado. Ya llevo 16 años pero aquí me ves como nuevo.

Jaja.

Esa es una nueva etapa de mi vida política. Después viene la constitución de GANA que es otra etapa muy interesante que me ha permitido desarrollar otras capacidades y habilidades. Nunca lo he negado, le agradezco y reconozco a ARENA el haberme forjado como político en mis primeros años, no estoy peleado con la institución, salí un poco con problemas con la dirigencia de ese momento pero ahora ya estoy en otra realidad que es GANA.

Muchos te atacaron, te dijeron de todo, has pasado momentos duros y ahora vas camino a la presidencia de la Asamblea Legislativa. ¿Qué piensas de esa enorme transformación?

Hoy que me lo mencionas no dejo de consternarme un poco. Si alguien ha sido bastante atacado ha sido mi persona. He tenido formación política desde muy joven y he venido haciendo un caparazón para este tipo de ataques que han sido insultos en la calle, campos pagados, comerciales de televisión y radio. Pero he hecho el caparazón para soportar y resistir. Pero lo duro es la familia porque ella sufre, los hijos sobre todo. Eso lo acordaba a uno: el que los hijos tengan que soportar. A Dios gracias, Lafitte, es una etapa que ya superé. Eso sí te voy a decir: yo no me dejo, reacciono y contesto, si alguien me insulta de mí no va esperar una palabra dulce.

¿Eres rencoroso?

Momentáneamente pero después me pasa. Una vez en una iglesia católica extendí la mano para dar la paz del señor y esta persona me dijo: “La paz del señor, vende-patria”. Fue en la iglesia.

Ni siquiera con Dios como testigo…

Pero mejor ni te cuento lo que dije. Yo no me dejo. ¿Rencoroso? En el momento pero después se me pasa, se me olvida. Pero hoy alguien descifró muy bien lo que está pasando en mi vida: es como si tuvieras una pared llena de grafitis, agarras pintura blanca y es empezar a borrar.

Estoy viviendo mi mejor momento como político, tengo la aceptación y respaldo de mucha gente, no solo de mi partido. Es por temas trascendentales como,. Por ejemplo, por mi postura contra los pandilleros y por la posición de GANA en la Asamblea de no apoyar propuestas que pueden ir contra la población. Eso ha logrado que, por primera vez en la opinión pública, mis negativos siempre fuera más que los positivos, hoy salen más los positivos. El llegar a la presidencia de la Asamblea me ubica en otro papel, hoy represento al primero Órgano de Estado, tengo que moderarme.

Ya no puedes ser tan brioso…

Ya no puedo ser tan confrontativo, tengo que buscar y tengo una tarea importante: tratar de mediar posiciones ante dos partidos tan antagónicos como son ARENA y FMLN. Eso lo debo hacer.

¿En esos momentos te atacaban a ti directamente o a través de personas?

Me atacaban a mí y como fui ganando algún liderazgo en GANA. Hoy los diputados de GANA me reconocen algún tipo de liderazgo. Los ataques principales venían a mí: amenazas a la familia y el ataque era directo con campos pagados, anuncios. Todavía en 2015 ARENA se dedicó a tirar algunos panfletos casi en todo San Salvador para que no quedara como diputado. Pero como te digo: son etapas superadas pero dejan una cicatriz. Ahora que lo traes se sufre y se sufre más por la familia.

¿Qué te quita y qué te deja la política?

Me quita privacidad, tiempo para la familia pero me deja satisfacción de poder ayudar a resolver los problemas de los salvadoreños. El país es pequeño, uno se convierte en figura pública y eso te priva de muchas cosas. Agregado a la violencia de nuestro país con mis posiciones prácticamente te encapsula en el hogar o lugares donde puedes asistir para evitar el peligro. Sabrás que hay una amenaza latente de los pandilleros contra mi persona, incluso han puesto precio por mi vida. Esto me priva, quisiera tener la oportunidad de poder salir a caminar, que no daría por poder salir a correr como lo hace mucha gente, pero sé que lo menos que me puede caer es un insulto. Estos sacrificios algún día tendrán sus resultados.

¿No has sido demasiado duro tu mensaje contra las pandillas?

Abrí el espacio para que se hayan tomado medidas concretas. Perfectamente hubiera podido quedarme callado, ignorar, pero son tantas cosas que uno se da cuenta, te comentan de las fechorías de los pandilleros y eso causa indignación. ¿Cómo qué? Por ejemplo que un pandillero llegue a la casa de una familia y le diga al papá: “Hoy me llevo a tu hija”. O que tres entren a la casa y digan: “Hoy me voy a quedar a dormir con tu esposa, aquel con tu hija”.

Comenzaron a sumarse historias de horror

Verdaderas. Entonces dije: “No, no lo soporto”. Comencé una lucha solo. El tiempo me ha dado la razón y si volviera a pasar en mi vida tomaría la misma decisión. Somos más los salvadoreños honrados.

Toda esta vida política te ha llevado a pararte en primera línea en política. ¿Cómo te sientes ahí?

Muy afortunado porque estoy ahí y tengo la oportunidad de generar cambios para el país. Me siento satisfecho y bendecido porque Dios me permite estar en momentos difíciles, históricos. Por ejemplo estar en la política cuando el FMLN llegó por primera vez a la presidencia, me siento contento que voy a ser el primer presidente de GANA en el congreso, lo debo asumir con toda la responsabilidad y la dedicación, entrega y poner todo mi esfuerzo para influenciar en otros políticos y hacer un trabajo unificado a favor del país. He vivido dos etapas en mi vida política: estar en un partido de gobierno a uno de oposición. He vivido el cambio y transformación de los medios de comunicación, la entrada de las redes sociales, la capacidad de la sociedad civil de pedir cuentas y explicaciones a los políticos, antes era un tabú todo lo que pasara en las instituciones, ahora todo está a disposición de la ciudadanía. Un día dejaré de ser diputado y estaré en aquel lado de la sociedad y querré que las cosas se hagan de mejor manera. Si puedo influenciar para que se hagan esos cambios en los que impere la transparencia, la honestidad, austeridad y el buen comportamiento de los políticos, quiero colaborar, quiero que se continúe y consolide para que el manejo de los fondos públicos y el quehacer político sean transparentes.

¿Cómo se define el pensamiento político de GANA?

Es un partido conservador, de derecha, tenemos como ideario el respeto a los derechos individuales entendidos como la libre expresión, información.

Libertades individuales.

Eso. Creemos que es importante fortalecer la propiedad privada, no creemos que el Estado deba ser un interventor en el accionar privado, pero principalmente somos un partido conservador, de derecha, nos alejamos de estos pensamientos liberales en los cuales se permiten ciertos aspectos.

¿Es GANA centro derecha?

Del uno al diez diría que andamos en un seis-siete, tampoco somos de izquierda. Soy fiel convencido de la justicia social pero quizá somos un partido de centro derecha, conservador con alto sentido de respeto a las libertades del individuo.

¿Por qué le cuesta tanto al centro consolidarse?

Por nuestros antecedentes de la Guerra Civil. En un momento determinado o eras de la guerrilla o no lo eras.

Herencia histórica cultural…

Hoy en día ARENA y FMLN tratan de fomentar eso para ganar posiciones. GANA ha sido capaz de romper esa polarización. Ese antagonismo de loa guerra no se acaba con la firma de la paz sino que pasa a la arena política y por eso todavía ves posiciones de ese tipo. Ha costado pero cada vez más gente entiende que ese no es el camino, que ARENA y FMLN tuvieron oportunidad de gobernar y la situación del país está peor cada día. Nosotros tenemos una gran oportunidad de poder demostrar que es posible el surgimiento de una fuerza de centro derecha.

Le preguntaba a un encuestador por qué en El Salvador cuesta que cuaje una fuerza de centro y me explicaba que la política aquí es muy hormonal, al salvadoreño no le gusta lo que le parece medio asexuado…

Machista.

¿Qué piensas de esto?

Están cambiando las posiciones políticas. Es como te digo: veníamos arrastrando eso. O éramos de ARENA o del FMLN. Lo acabas de ver en la presidencial: 6,000 votos, el país dividido en mitad y mitad. Nosotros queremos construir esa tercera vía que pueda dar posibilidad de otra opción. Es importante fomentarlo, fortalecerlo y no lo digo por GANA sino porque aparecen esos mesías de la nada e inmediatamente captan, a través de populismo, el pensamiento de la población y vienen esos dictadores y terminan en despeñaderos.

¿GANA en qué momento está?

En su mejor momento desde su fundación. Nada menos ahora hablaba con nuestro regidor de La Unión y me decía: “Le agradezco lo que hace por el partido, donde vaya la gente me felicita”. Quisiera que las elecciones fueran ya porque estamos en la cresta de la ola. Pero debemos tener capacidad de seguir generando esa opinión favorable y solo lo lograremos con acciones, principalmente en la Asamblea. La gente ha valorado mucho nuestras acciones en, por ejemplo, las pensiones y otros temas en los que hemos dicho que no. ¿Nuestra obligación? Mantenernos apegados a lo que creemos, apegados a las mayorías. Hoy iba desayunar a un restaurante y el vigilante me dijo: “Quería conocerlo, tenga por seguro que mi voto es suyo”. Uno siente la percepción. Ya no como la señora de la iglesia.

Te ha pasado de todo…

En este momento estamos en la cresta de nuestra mejor condición.

¿GANA debe hacerse un partido más de ideario para consolidarse?

Debemos hacerlo. La historia nos está empujando a hacerlo, abriendo la puerta, no podemos quedarnos como iniciamos, debemos abrir puertas, debe ser nuestra oferta para volvernos más atractivos.

Estás cerca de ser presidente de la Asamblea y un periodo tuyo será observado. Tres verán con tres lupas.

Lo tengo claro. De mi actuación como presidente o GANA pega un salto o baja muchos escalones. Estoy comprometido a generar cambios, actuar austeramente. La función debe ser ejemplar, debo decirlo: los dos o tres presidentes anteriores han sido cuestionados, la gente tiene descontento y lo percibo. La gente tiene mucha expectativa con mi llegada, debo ser ejemplar administrativamente y políticamente llevo la responsabilidad de catalizar para lograr entendimientos en beneficio del país.

Llegas a la Asamblea en otro momento histórico. Los partidos más grandes entienden que hay que buscar entendimientos.

El que hace de presidente juega un rol importante. Has visto los enfrentamientos entre ARENA y Lorena Peña. Si no logro que se puedan dar la mano me tocará agarrar. Logran captar a atreves de populismo el oído, el pensamiento de3 la población y después vienen estos tipos dictatoriales y la historia siempre es la misma y terminan en despeñaderos. Por eso es importante fortalecer la democracia a través de los partidos políticos.

¿En qué momento histórico está GANA?, ¿piensas que el partido puede crecer más o que ya tiene un tope?  

GANA está en su mejor momento. Desde nuestra fundación creo que estamos en su mejor momento. Yo quisiera que las elecciones fueran ya porque estamos en la cresta de la ola. Pero tenemos que tener la capacidad de seguir generando esta opinión favorable de los salvadoreños, eso únicamente lo vamos a lograr con acciones porque lo que la gente ha visto son acciones de parte de nosotros principalmente en la Asamblea Legislativa, donde la gente ha valorado mucho algunos temas que se han puesto y GANA ha dicho que no. Por ejemplo con el tema de pensiones. Nuestra obligación es mantenernos apegados a lo que tenemos, siempre del lado de las mayorías y seguro que la gente nos va a felicitar.

¿Crees que GANA debe hacerse un partido más moderno, más fuerte, más orgánico, más de ideario para terminar de consolidarse?

Tenemos que hacerlo. La historia nos está empujando a hacerlo. La historia nos está dando la oportunidad y abriendo la puerta. No podemos quedarnos como iniciamos. Tenemos que ampliarnos, tenemos que abrir puertas, tenemos que constituir nuestro ideario. Esa tiene que ser nuestra oferta para volverlo más atractivo. Porque hoy en día podemos tener a simpatizantes y a votantes, pero también necesitamos es membresía, gente que se incorpore.

Y entrar bien a una etapa de madurez.

Eso lo hemos venido aprendiendo. Ahora ya no es GANA de octubre de 2009. Han pasado ocho o nueve años y hemos ido madurando.

Estas muy cerca de ser presidente de la Asamblea Legislativa. Tu administración va a ser sumamente observada y eso le va a sumar o restar a GANA. ¿Tienes claro eso, que tendrás como tres lupas observándote?

Tan claro como este vaso de agua (señala un vaso que está sobre la mesa). En mi actuación como presidente de la Asamblea Legislativa hay dos opciones: GANA pega un salta más o baja muchos escalones. Y por eso yo estoy comprometido. Y además debo de hacerlo, porque es mi obligación como presidente, generar algunos cambios, actuar con responsabilidad, con transparencia, con honestidad, austeramente. Yo estoy claro que la función administrativa debe de ser ejemplar. Lo tengo que decir: los dos o tres presidentes antes de mi presidencia han sido cuestionados en ciertos aspectos.

Es verdad.

Y la gente tiene mucha expectativa con mi llegada. Por eso voy a tratar de hacer bien las cosas. Tengo que ser ejemplar, que la gente diga que hubo un cambio. Y políticamente llevo esa gran responsabilidad de poder administrar y catalizar estas dos fuerzas políticas para lograr buscar entendimientos que vayan en beneficio del país.

Pienso que llegas a la Asamblea Legislativa en otro momento histórico importante. Creo que los partidos más grandes entienden y están claros que de alguna manera la confrontación hay que aflojarla, hay que buscar entendimientos porque si no el país va a arder. Y entonces entras en un papel político importantísimo donde tenderse la mano y entenderse va a ser también vital.

Y en eso el presidente juega un rol importante. Si en un primer momento yo no logro que ellos se puedan dar la mano, lo que me va a tocar es agarrar a la izquierda con mi mano izquierda y a la derecha con mi mano derecha para que estemos unidos los tres de alguna manera. Para que podamos conducir al Primer Órgano de Estado de acuerdo a lo que se demanda en este momento.

Ya las soluciones no se ven aisladas.

Y dimos un ejemplo de que sí se puede. Hace unos meses en materia de seguridad mandamos un mensaje de unidad. Tenemos problemas grandes en el país: la inseguridad, el tema fiscal, las pensiones y otros. Esto no lo vamos a poder sacar adelante solo una parte de la Asamblea. Tiene que ser en conjunto.

Asumes en noviembre.

El ocho de noviembre.

¿Cómo piensas poner en orden administrativo y productivo a tanto diputado?

Estoy dando el ejemplo. Tengo dos años y tres meses de no viajar en misión oficial por parte de la Asamblea Legislativa. Es algo de lo más demandado por la población. Vamos a ser transparentes en todo lo que se gasta y se utiliza en la Asamblea Legislativa. Pienso no utilizar lo que es la cuenta de la caja chica. Pienso pedir austeridad y trabajo productivo. Generando el ejemplo y pidiéndolo creo que estamos en la condición de hacerlo.

¿Se estaría viendo que GANA comienza un poquito, o mucho, a alejarse del FMLN y estaría asumiendo posiciones cercanas a ARENA?

Primero, nosotros no somos del FMLN y, segundo, no pensamos volver a ARENA. Nosotros somos GANA. Y por lo tanto nosotros hemos sido consecuentes con la gobernabilidad de este país. Eso nos ha traído nuestros créditos ya que la población, en dos oportunidades que hemos participado en elecciones, nos ha premiado y nos ha dado muy buena cantidad de votos y buena cantidad de diputados. No somos incondicionales a votar por lo que el FMLN proponga.

¿No están matriculados a ningún partido?

No. Si el FMLN propone cosas buenas las vamos a apoyar.  Y así nosotros hemos hecho propuestas también. Nuestros votos no están sujetos ni condicionados a nadie. Nosotros tomamos la decisión según convengamos que sea conveniente, o no, votar. Últimamente el Gobierno ha hecho una serie de propuestas las cueles nosotros no hemos compartido. Lo que pasa es que muy poco se destaca cuando hemos votado, y no una vez, junto con ARENA. Con ARENA hemos votado un montón de veces pero no se destaca. Sí se destaca, no sé con qué objetivo; bueno, sí lo sé. No es que nos estemos alejando del Frente, nunca hemos sido del Frente. Lo que pasa es que estamos valorando nuestros votos en el sentido que si es conveniente o no.

¿Esto qué significa a mediano o corto plazo? Porque hay un hecho que es evidente. ARENA ha ablandado su lenguaje. ARENA ya no ataca a GANA y hay un lenguaje amistoso. Supongo que esto deriva de alguna posición de diálogo que quizá, incluso, pone nervioso a otros sectores.

Creo que ARENA ha logrado convencerse que somos una realidad, que GANA llegó para quedarse y que somos un partido con nombre propio. Esto, siendo lógicos en su pensamiento, los ha llevado a reconocernos y a aceptarnos. No debe extrañarle a alguien que en algún momento podamos tener alguna plática y algún esfuerzo en común con ARENA.

¿Hay pláticas bilaterales en estos momentos con ARENA para decir que cuando Guillermo Gallegos llegue a la presidencia movamos algo? Yo sospecho que habrá pláticas bilaterales y de tres. 

Yo espero tener los apoyos de todos los partidos políticos. Y no puedo privarme, ni nadie puede privarme,  de poder entrar en pláticas con cualquier partido político, ni con ARENA, ni con el FMLN.

Hablando en términos de elecciones nosotros vamos a hacer un esfuerzo propio para el 2018 para diputados y alcaldes. Para la presidencial tenemos cuatro caminos: o hacer una alianza con ARENA, hacer una alianza con el FMLN, participar solos o no participar. Pero esa decisión la vamos a tomar una vez pase la elección de diputados y alcaldes. Si tenemos pláticas, hemos tenido algunos acercamientos con ARENA, en algunos puntos de interés mutuo y hemos votado solo con ARENA.  

Llamémosle de alguna manera, ¿las palabras de aprecio de ARENA a GANA están poniendo inquietos al FMLN?, ¿te han manifestado algo?

En primer lugar uno debe estar ubicado como GANA. Agradecemos esas palabras de aprecio de parte de ARENA, pero son solo palabras. El FMLN no tendría porqué ponerse inquieto porque no somos del FMLN.

¿Cuando llegues a presidir la Asamblea qué es lo primero que va en tu agenda?

Tenemos que dividirlo en dos aspectos. Lo administrativo y lo político. Para mí el tema de seguridad, en lo político, tiene prioridad. También el consenso y el tema fiscal. Y administrativamente para mí es importante que se maneje transparentemente el quehacer administrativo de la Asamblea, que la gente sepa en qué se está gastando el presupuesto de la Asamblea.

Se ha criticado mucho en la Asamblea el exceso de asesores y gente en planilla, ¿vas revisar esto en tu administración?

Tendría que revisarlo. En este momento no tengo acceso a esa información.

Todos sabemos que los partidos políticos tienen activistas políticos en las planillas de la Asamblea. Estarías dispuesto decirle a los partidos políticos que se reduzca esos activistas que además todo mundo sabe quiénes son.

Nosotros tenemos un protocolo de entendimiento y con base a ese protocolo cada partido tiene una asignación... Cada partido tiene un monto y de ese monto no se pueden pasar. Cada monto depende. No sé qué tipo de personal tengan, pero si podemos eliminar ese tipo de cosas lo haríamos.

¿Qué le dirías hoy a la señora que en la iglesia te gritó vende patria?

Yo no guardo rencor. Creo que el tiempo me ha dado la razón. Le diría, porque como te contaba fuera de micrófonos, que yo no me quedé callado y alguna ofensa le dije, que me disculpe; pero no es bueno andar ofendiendo a las personas por alguna decisión que uno haya tomada. Estábamos en una iglesia y ambos cometimos pecado. 

Se escuchó en la 102nueve