El Salvador, domingo 19 de noviembre de 2017

Rusia renueva cañones nucleares

Por: Redacción 102nueve
noviembre 14, 2017

En 2016 el Ejército ruso disponía de 430 cañones.

Cortesía RT

La cadena militar Zvezda  informó que morteros rusos autopropulsados 2S4 Tiulpàn con capacidad de disparar proyectiles  nucleares, han sido actualizados en una planta militar en la región de los Urales.

Estas armas, con un calibre de 240 mm, son únicas y  fueron renovadas  con nuevos sistemas de comunicación, puntería y navegación, indicó Zvezda por lo que se limitó a dar información sobre el programa.

Estos cañones fueron fabricados entre 1972 y 1988, siendo piezas de artillería del mando militar supremo del Ejército soviético, debido a que fueron construidos para destruir bases protegidas para piezas de artillería de menor calibre.

En 2016, el Ejército ruso disponía de 430 basiliscos de este tipo y contaban con una variedad de municiones que los cañones utilizaban eran proyectiles explosivos de 8 kilómetros de alcance y 134 kilogramos de peso, también contaba con proyectiles antiblindaje, de racimo e incendiarios, proyectiles de 19 kilómetros de alcance con un peso de 230 kg que era guiado por láser y por último, municiones nucleares tácticas de 5 kilotones de potencia.

Rusia renueva cañones nucleares

Por: Redacción 102nueve
noviembre 14, 2017

En 2016 el Ejército ruso disponía de 430 cañones.

Cortesía RT

En 2016 el Ejército ruso disponía de 430 cañones.

La cadena militar Zvezda  informó que morteros rusos autopropulsados 2S4 Tiulpàn con capacidad de disparar proyectiles  nucleares, han sido actualizados en una planta militar en la región de los Urales.

Estas armas, con un calibre de 240 mm, son únicas y  fueron renovadas  con nuevos sistemas de comunicación, puntería y navegación, indicó Zvezda por lo que se limitó a dar información sobre el programa.

Estos cañones fueron fabricados entre 1972 y 1988, siendo piezas de artillería del mando militar supremo del Ejército soviético, debido a que fueron construidos para destruir bases protegidas para piezas de artillería de menor calibre.

En 2016, el Ejército ruso disponía de 430 basiliscos de este tipo y contaban con una variedad de municiones que los cañones utilizaban eran proyectiles explosivos de 8 kilómetros de alcance y 134 kilogramos de peso, también contaba con proyectiles antiblindaje, de racimo e incendiarios, proyectiles de 19 kilómetros de alcance con un peso de 230 kg que era guiado por láser y por último, municiones nucleares tácticas de 5 kilotones de potencia.

Se escuchó en la 102nueve