El Salvador, viernes 21 de julio de 2017

¿Por qué los días son más largos cada siglo?

Por: Mirna Lozano
diciembre 12, 2016

La desaceleración de la rotación de la Tierra se debe a lo que los científicos llaman efecto frenado de las mareas producido por la luna  aunque no es el único factor.

Foto: NASA

Los investigadores descubrieron que gracias a la reducción gradual de la rotación de nuestro planeta, un día en la Tierra se alarga unos 1,8 milisegundos cada 100 años.

Esta fracción de segundos parecería poquísimo tiempo, dado que se necesitarían unos 3,3 millones de años para que los días tengan un minuto más o dos millones de siglos para que una jornada terrestre tenga 25 horas.

Sin embargo, es un dato que explica cómo la rotación de la Tierra se ralentiza más despacio de lo estimado.

Análisis anteriores cifraban en 2,3 milisegundos el tiempo que se añadía a un día. Ahora, esta nueva medición constata que nuestro planeta gira más lento, pero de manera más gradual.

Los investigadores de la Universidad de Durham analizaron 3.000 años de registros celestres desde la época babilónica, la Grecia antigua, China y la Edad Media hasta nuestro año 2015, mediante un sistema informático.

El resultado son esos 1,8 milisegundos diarios que ganamos cada 100 años.

La desaceleración de la rotación de la Tierra se debe a lo que los científicos llaman efecto frenado de las mareas producido por la luna  aunque no es el único factor.

¿Por qué los días son más largos cada siglo?

Por: Mirna Lozano
diciembre 12, 2016

La desaceleración de la rotación de la Tierra se debe a lo que los científicos llaman efecto frenado de las mareas producido por la luna  aunque no es el único factor.

Foto: NASA

La desaceleración de la rotación de la Tierra se debe a lo que los científicos llaman efecto frenado de las mareas producido por la luna  aunque no es el único factor.

Los investigadores descubrieron que gracias a la reducción gradual de la rotación de nuestro planeta, un día en la Tierra se alarga unos 1,8 milisegundos cada 100 años.

Esta fracción de segundos parecería poquísimo tiempo, dado que se necesitarían unos 3,3 millones de años para que los días tengan un minuto más o dos millones de siglos para que una jornada terrestre tenga 25 horas.

Sin embargo, es un dato que explica cómo la rotación de la Tierra se ralentiza más despacio de lo estimado.

Análisis anteriores cifraban en 2,3 milisegundos el tiempo que se añadía a un día. Ahora, esta nueva medición constata que nuestro planeta gira más lento, pero de manera más gradual.

Los investigadores de la Universidad de Durham analizaron 3.000 años de registros celestres desde la época babilónica, la Grecia antigua, China y la Edad Media hasta nuestro año 2015, mediante un sistema informático.

El resultado son esos 1,8 milisegundos diarios que ganamos cada 100 años.

La desaceleración de la rotación de la Tierra se debe a lo que los científicos llaman efecto frenado de las mareas producido por la luna  aunque no es el único factor.

Se escuchó en la 102nueve