El Salvador, viernes 21 de julio de 2017

Policías y soldados, pese a Bukele, se mantendrán en el Centro

Por: Redacción 102nueve
marzo 20, 2017

Los asesinatos del miércoles pasado, sin embargo, rompieron ese molde de nueva normalidad que había en el Centro.

Archivo

El despliegue de policías y soldados en el Centro Histórico –y zonas aledañas- se mantendrá, pese a los vendedores y a Nayib Bukele, alcalde de San Salvador.

En la entrevista Diálogo del Canal 21 Mauricio Ramírez Landaverde, ministro y Raúl Antonio López, viceministro de Seguridad, aseguraron que ni policías ni soldados se retirarán de las zonas en la que el miércoles pasado fueron asesinados seis presuntos pandilleros, no obstante los vendedores se lo pidieron a Bukele y éste pasará la solicitud al Gobierno que administra Salvador Sánchez Cerén.

Aclararon que dentro de sus funciones el alcalde puede suspender los patrullajes del Cuerpo de Agentes Metropolitanos (CAM) pero no puede decidir sobre la Policía Nacional Civil (PNC) ni sobre la Fuerza Armada.

“El alcalde tiene autonomía y nosotros tenemos mandato constitucional”, adversó el viceministro.

Landaverde recordó que en el último año los asesinatos en el Centro disminuyeron de 142 a 51; es un 64 por ciento menos. Dijo, además, que la coordinación con la Alcaldía ha sido buena con acciones preventivas como la instalación de las cámaras para video-vigilancia, remozamiento de los espacios públicos, trabajo de la mano con la PNC, entre otros.

Los asesinatos del miércoles pasado, sin embargo, rompieron ese molde de nueva normalidad que había en el Centro.

“La PNC no puede delegar en privados el orden y la seguridad”, dijo Landaverde. Agregó, además, que en el Centro hay un sinfín de intereses: desde los que venden productos lícitos como los que venden de contrabando, robados, está el crimen organizado, las pandillas que acosan a los vendedores, los comerciantes de armas que fueron desarticulados el año pasado, entre otros.

La guerra entre vigilantes y pandilleros comenzó pasadas las diez de la mañana después que un vigilante fue asesinado por negarse a permitir el cobro de la extorsión.

Los pandilleros asesinados eran miembros de la Mara Salvatrucha (MS-13).

Policías y soldados, pese a Bukele, se mantendrán en el Centro

Por: Redacción 102nueve
marzo 20, 2017

Los asesinatos del miércoles pasado, sin embargo, rompieron ese molde de nueva normalidad que había en el Centro.

Archivo

Los asesinatos del miércoles pasado, sin embargo, rompieron ese molde de nueva normalidad que había en el Centro.

El despliegue de policías y soldados en el Centro Histórico –y zonas aledañas- se mantendrá, pese a los vendedores y a Nayib Bukele, alcalde de San Salvador.

En la entrevista Diálogo del Canal 21 Mauricio Ramírez Landaverde, ministro y Raúl Antonio López, viceministro de Seguridad, aseguraron que ni policías ni soldados se retirarán de las zonas en la que el miércoles pasado fueron asesinados seis presuntos pandilleros, no obstante los vendedores se lo pidieron a Bukele y éste pasará la solicitud al Gobierno que administra Salvador Sánchez Cerén.

Aclararon que dentro de sus funciones el alcalde puede suspender los patrullajes del Cuerpo de Agentes Metropolitanos (CAM) pero no puede decidir sobre la Policía Nacional Civil (PNC) ni sobre la Fuerza Armada.

“El alcalde tiene autonomía y nosotros tenemos mandato constitucional”, adversó el viceministro.

Landaverde recordó que en el último año los asesinatos en el Centro disminuyeron de 142 a 51; es un 64 por ciento menos. Dijo, además, que la coordinación con la Alcaldía ha sido buena con acciones preventivas como la instalación de las cámaras para video-vigilancia, remozamiento de los espacios públicos, trabajo de la mano con la PNC, entre otros.

Los asesinatos del miércoles pasado, sin embargo, rompieron ese molde de nueva normalidad que había en el Centro.

“La PNC no puede delegar en privados el orden y la seguridad”, dijo Landaverde. Agregó, además, que en el Centro hay un sinfín de intereses: desde los que venden productos lícitos como los que venden de contrabando, robados, está el crimen organizado, las pandillas que acosan a los vendedores, los comerciantes de armas que fueron desarticulados el año pasado, entre otros.

La guerra entre vigilantes y pandilleros comenzó pasadas las diez de la mañana después que un vigilante fue asesinado por negarse a permitir el cobro de la extorsión.

Los pandilleros asesinados eran miembros de la Mara Salvatrucha (MS-13).

Se escuchó en la 102nueve