El Salvador, viernes 24 de noviembre de 2017

Papa Francisco pide combatir al demonio con exorcistas

Por: Alex Pineda
marzo 18, 2017

"Un buen confesor tiene que ser muy exigente, sobre todo cuando tiene que lidiar con trastornos espirituales reales", papa Francisco.

Foto de agencias.

Durante un seminario de entrenamiento en el arte de las confesiones, el papa Francisco recomendó a los sacerdotes a recurrir a los servicios de un exorcista si sienten alguna actividad demoníaca en su contra.

Sin embargo, pidió precaución a la hora de determinar si una persona sufre de un trastorno mental o influencias demoníacas, aconsejando a los sacerdotes que trabajen con profesionales psicológicos antes de tomar una decisión.

"Un buen confesor tiene que ser muy exigente, sobre todo cuando tiene que lidiar con trastornos espirituales reales", señaló el Sumo Pontífice, durante el seminario realizado en el Vaticano.

En esa línea, explicó que los "trastornos" podrían tener sus raíces en todo tipo de circunstancias. Incluso las sobrenaturales. Y aclaró que si el confesor reconoce la presencia de espíritus malignos, "no deben vacilar" en conducir a esa personas a un exorcista.

No es la primera vez que Francisco se refirió a cuestiones relacionadas con el diablo, al que lo caracteriza como una presencia física en este mundo.

El Papa describió de "satánicos", por ejemplo, al yihadista que apuñaló a un sacerdote en Francia, e incluso a los curas que abusan sexualmente de los niños.

La universidad vaticana también realiza regularmente cursos de formación para exorcistas, pesar de que esa práctica sea mal vista por algunos intelectuales religiosos.

 

Papa Francisco pide combatir al demonio con exorcistas

Por: Alex Pineda
marzo 18, 2017

"Un buen confesor tiene que ser muy exigente, sobre todo cuando tiene que lidiar con trastornos espirituales reales", papa Francisco.

Foto de agencias.

"Un buen confesor tiene que ser muy exigente, sobre todo cuando tiene que lidiar con trastornos espirituales reales", papa Francisco.

Durante un seminario de entrenamiento en el arte de las confesiones, el papa Francisco recomendó a los sacerdotes a recurrir a los servicios de un exorcista si sienten alguna actividad demoníaca en su contra.

Sin embargo, pidió precaución a la hora de determinar si una persona sufre de un trastorno mental o influencias demoníacas, aconsejando a los sacerdotes que trabajen con profesionales psicológicos antes de tomar una decisión.

"Un buen confesor tiene que ser muy exigente, sobre todo cuando tiene que lidiar con trastornos espirituales reales", señaló el Sumo Pontífice, durante el seminario realizado en el Vaticano.

En esa línea, explicó que los "trastornos" podrían tener sus raíces en todo tipo de circunstancias. Incluso las sobrenaturales. Y aclaró que si el confesor reconoce la presencia de espíritus malignos, "no deben vacilar" en conducir a esa personas a un exorcista.

No es la primera vez que Francisco se refirió a cuestiones relacionadas con el diablo, al que lo caracteriza como una presencia física en este mundo.

El Papa describió de "satánicos", por ejemplo, al yihadista que apuñaló a un sacerdote en Francia, e incluso a los curas que abusan sexualmente de los niños.

La universidad vaticana también realiza regularmente cursos de formación para exorcistas, pesar de que esa práctica sea mal vista por algunos intelectuales religiosos.

 

Se escuchó en la 102nueve