El Salvador, miércoles 18 de octubre de 2017

Muyshondt no va por otros, ahora va por su propia lucha

Por: Redacción 102nueve
mayo 16, 2017

Ernesto Muyshondt buscó a algunos de sus mejores amigos y les pidió consejos poco antes de tomar la decisión de buscar ser electo como alcalde de San Salvador.

Archivo

Dicen que la mayoría de sus amigos y colaboradores  le aconsejaron que no asumiera ese tipo de batalla. La primera razón, porque Nayib Bukele es un candidato contrario con fortalezas en las encuestas . Tiene números fuertes y sólido índices de popularidad.

Al actual diputado llegaron a decirle que sus enemigos políticos querían deshacerse de él al proponerle una tarea tan dura como una postulación a la alcaldía capitalina.

Pero Muyshondt , a pesar de todo lo que se le dijo, se colocó encima una camisa arenera y el domingo se inscribió como candidato a la alcaldía más codiciada del país.

Estaba dispuesto a alcanzar metas altas y a poner en prueba lo que cree: que Bukele tiene mucho, a su criterio, de humo. Que no es invencible.

Incluso, Muyshondt leyó y leyó con mucho detalle los números de la última elección municipal en San Salvador; Bukele ganó por no muchos votos. Tampoco tenía tenía números gigantes, según la elección final.

De muchas maneras, el diputado ya tenía decidido, desde hace algunos días, trabajar para ser candidato a la alcaldía capitalina que es una suerte de lotería política: si se gana ese puesto, se le abren las puertas para buscar la candidatura presidencial como le pasó a Norman Quijano.

Pero, los amigos de Muyshondt, sus colaboradores más cercanos, no sólo fueron derrotados por las aspiraciones del actual diputado.

Hay quienes dicen que lo que más percibieron en el aspirante fue una durísima voluntad de enfrentarse a Bukele, a pesar de que sabe que posiblemente debe entrar en una dura campaña electoral.

Muyshondt comenzó a participar como dirigente de ARENA hace algún rato. Ahí creció rápidamente. Primero como un líder joven que se oponía, con dureza, a las posiciones del FMLN. Con el apoyo de ex gobernantes de ARENA continuó creciendo hasta llegar a ser un diputado con mucha influencia territorial.

Una de las grandes virtudes del actual diputado es que posee extensos ligámenes con las principales redes de dirigentes de ARENA.

Por eso es que ahora se le facilitaría manejar la dirigencia capitalina de ARENA en las próximas batallas electorales de la alcaldía. Esto además de que Norman Quijano ya la ofreció toda su colaboración electoral.

También Muyshondt contaría en el futuro con el apoyo de los principales dirigentes de ARENA (todos ellos sus amigos) y con sectores empresariales que le otorgarían recursos económicos para fortalecer sus luchas electorales.

Muyshondt prepara en la actualidad la estrategia electoral de su campaña donde, como lo ha dicho, no cabrían ataques a Nayib Bukele.

La mayor virtud del actual diputado es su dominio territorial. Se ha vuelto experto en poner a una maquinaria electoral detrás de un objetivo. Se dice que organiza, supervisa y pone a caminar una maquinaria electoral con mucha eficiencia.

Esa virtud ya la puso a prueba en una elección más pequeña: cuando le dio la adhesión al movimiento de Mauricio Interiano , actual presidente del COENA. La fuerza del control territorial de Muyshondt fue el eje dinámico más importante de ARENA, en ese momento.

Ahora el candidato no debe poner su capacidad en función de otro. Ahora moverá su fuerza y destreza en función de sus propios objetivos y luchas.

Muyshondt no va por otros, ahora va por su propia lucha

Por: Redacción 102nueve
mayo 16, 2017

Ernesto Muyshondt buscó a algunos de sus mejores amigos y les pidió consejos poco antes de tomar la decisión de buscar ser electo como alcalde de San Salvador.

Archivo

Ernesto Muyshondt buscó a algunos de sus mejores amigos y les pidió consejos poco antes de tomar la decisión de buscar ser electo como alcalde de San Salvador.

Dicen que la mayoría de sus amigos y colaboradores  le aconsejaron que no asumiera ese tipo de batalla. La primera razón, porque Nayib Bukele es un candidato contrario con fortalezas en las encuestas . Tiene números fuertes y sólido índices de popularidad.

Al actual diputado llegaron a decirle que sus enemigos políticos querían deshacerse de él al proponerle una tarea tan dura como una postulación a la alcaldía capitalina.

Pero Muyshondt , a pesar de todo lo que se le dijo, se colocó encima una camisa arenera y el domingo se inscribió como candidato a la alcaldía más codiciada del país.

Estaba dispuesto a alcanzar metas altas y a poner en prueba lo que cree: que Bukele tiene mucho, a su criterio, de humo. Que no es invencible.

Incluso, Muyshondt leyó y leyó con mucho detalle los números de la última elección municipal en San Salvador; Bukele ganó por no muchos votos. Tampoco tenía tenía números gigantes, según la elección final.

De muchas maneras, el diputado ya tenía decidido, desde hace algunos días, trabajar para ser candidato a la alcaldía capitalina que es una suerte de lotería política: si se gana ese puesto, se le abren las puertas para buscar la candidatura presidencial como le pasó a Norman Quijano.

Pero, los amigos de Muyshondt, sus colaboradores más cercanos, no sólo fueron derrotados por las aspiraciones del actual diputado.

Hay quienes dicen que lo que más percibieron en el aspirante fue una durísima voluntad de enfrentarse a Bukele, a pesar de que sabe que posiblemente debe entrar en una dura campaña electoral.

Muyshondt comenzó a participar como dirigente de ARENA hace algún rato. Ahí creció rápidamente. Primero como un líder joven que se oponía, con dureza, a las posiciones del FMLN. Con el apoyo de ex gobernantes de ARENA continuó creciendo hasta llegar a ser un diputado con mucha influencia territorial.

Una de las grandes virtudes del actual diputado es que posee extensos ligámenes con las principales redes de dirigentes de ARENA.

Por eso es que ahora se le facilitaría manejar la dirigencia capitalina de ARENA en las próximas batallas electorales de la alcaldía. Esto además de que Norman Quijano ya la ofreció toda su colaboración electoral.

También Muyshondt contaría en el futuro con el apoyo de los principales dirigentes de ARENA (todos ellos sus amigos) y con sectores empresariales que le otorgarían recursos económicos para fortalecer sus luchas electorales.

Muyshondt prepara en la actualidad la estrategia electoral de su campaña donde, como lo ha dicho, no cabrían ataques a Nayib Bukele.

La mayor virtud del actual diputado es su dominio territorial. Se ha vuelto experto en poner a una maquinaria electoral detrás de un objetivo. Se dice que organiza, supervisa y pone a caminar una maquinaria electoral con mucha eficiencia.

Esa virtud ya la puso a prueba en una elección más pequeña: cuando le dio la adhesión al movimiento de Mauricio Interiano , actual presidente del COENA. La fuerza del control territorial de Muyshondt fue el eje dinámico más importante de ARENA, en ese momento.

Ahora el candidato no debe poner su capacidad en función de otro. Ahora moverá su fuerza y destreza en función de sus propios objetivos y luchas.

Se escuchó en la 102nueve