El Salvador, sábado 25 de marzo de 2017

Los Acuerdos de Paz solo sirvieron para silenciar las armas

Por: Maribel Montengro
enero 11, 2017

Dos excombatientes hablan del poco avance tras 25 años de los Acuerdos de Paz. Un exmilitar y un exguerrillero dicen que siguen habiendo injusticias e inseguridad.

Foto portafolio Luis Galdámez.

Este 16 de enero se celebran 25 años de la firma de los Acuerdos de Paz entre la exguerrilla y el gobierno del expresidente Alfredo Cristiani.

Ya pasaron 25 años de esa fecha histórica que le puso fin a 12 años de conflicto armado, pero, para quienes estuvieron al frente de la guerra, ese pacto solo sirvió para “silenciar las armas”.

De esa manera coinciden un exmilitar y un exguerrillero que 102nueve.com entrevistó para conocer su opinión 25 años después de concluido el conflicto armado.

Arnoldo, quien estuvo en el campo de batalla, recuerda que muchas veces ayudó a los actuales gobernantes a salir de las zonas de conflicto para que pudieran acudir a las rondas de negociaciones.

Recuerda que combatió los doce años de guerra. Fue reclutado en un cantón del municipio de Verapaz, en el departamento de San Vicente.

A su criterio, el conflicto armado cesó, pero no las injusticias. Señala que aún hay cosas que están pendientes y que no fueron incluidas en los Acuerdos de Paz.

“Nosotros no tenemos ningún apoyo económico”, dice. Luego agrega que ese es uno de los puntos que contempla la Ley de Beneficios y Prestaciones Sociales para los Veteranos. Fue aprobada en 2015.

“La guerra era por la injusticia social, pero hoy vemos que quienes nos incentivaron a luchar, abandonaron esa ideología, cambiaron su percepción y hoy se convirtieron en oligarcas”.

Considera que la lucha de clases continúa, que las razones del conflicto armado siguen vigentes y que hoy, al igual que hace 40 años, son los niños y los jóvenes los que son afectados por la guerra delincuencial.

Esa posición también es compartida por el capitán Balmore Vigil, un exmiembro del batallón Atlacalt. “No tuvimos visión a  20 años adelante. Las cosas se hicieron demasiado rápido”.

Señala que esa rapidez no ha permitido sanar las heridas a través del perdón y el olvido. Uno de los ejemplos es que aún se resienten las masacres en las cuales el Ejército estuvo involucrado.

“Cuando ellos asesinaban le llamaban ajusticiamiento, pero cuando lo hacía el Ejército, le llamaban asesinato”, recuerda.

Ambos excombatientes coinciden en que el gobierno debe enfocar sus esfuerzos en buscar la paz.

El militar asegura que mientras no se logre controlar el flagelo de las maras no se podrá hablar de paz, porque hoy como ayer, también son jóvenes los que están muriendo.

“Las pandillas están ganando terreno. El hecho que desalojen a comunidades y que la policía no pueda controlar, eso dice mucho”, dice el exmilitar.

Lo cierto es que la conmemoración de los 25 años de la firma de los Acuerdos de Paz se da en el marco de una polarización cada vez más profunda. Los excombatientes solo se sienten abandonados.

Los Acuerdos de Paz solo sirvieron para silenciar las armas

Por: Maribel Montengro
enero 11, 2017

Dos excombatientes hablan del poco avance tras 25 años de los Acuerdos de Paz. Un exmilitar y un exguerrillero dicen que siguen habiendo injusticias e inseguridad.

Foto portafolio Luis Galdámez.

Dos excombatientes hablan del poco avance tras 25 años de los Acuerdos de Paz. Un exmilitar y un exguerrillero dicen que siguen habiendo injusticias e inseguridad.

Este 16 de enero se celebran 25 años de la firma de los Acuerdos de Paz entre la exguerrilla y el gobierno del expresidente Alfredo Cristiani.

Ya pasaron 25 años de esa fecha histórica que le puso fin a 12 años de conflicto armado, pero, para quienes estuvieron al frente de la guerra, ese pacto solo sirvió para “silenciar las armas”.

De esa manera coinciden un exmilitar y un exguerrillero que 102nueve.com entrevistó para conocer su opinión 25 años después de concluido el conflicto armado.

Arnoldo, quien estuvo en el campo de batalla, recuerda que muchas veces ayudó a los actuales gobernantes a salir de las zonas de conflicto para que pudieran acudir a las rondas de negociaciones.

Recuerda que combatió los doce años de guerra. Fue reclutado en un cantón del municipio de Verapaz, en el departamento de San Vicente.

A su criterio, el conflicto armado cesó, pero no las injusticias. Señala que aún hay cosas que están pendientes y que no fueron incluidas en los Acuerdos de Paz.

“Nosotros no tenemos ningún apoyo económico”, dice. Luego agrega que ese es uno de los puntos que contempla la Ley de Beneficios y Prestaciones Sociales para los Veteranos. Fue aprobada en 2015.

“La guerra era por la injusticia social, pero hoy vemos que quienes nos incentivaron a luchar, abandonaron esa ideología, cambiaron su percepción y hoy se convirtieron en oligarcas”.

Considera que la lucha de clases continúa, que las razones del conflicto armado siguen vigentes y que hoy, al igual que hace 40 años, son los niños y los jóvenes los que son afectados por la guerra delincuencial.

Esa posición también es compartida por el capitán Balmore Vigil, un exmiembro del batallón Atlacalt. “No tuvimos visión a  20 años adelante. Las cosas se hicieron demasiado rápido”.

Señala que esa rapidez no ha permitido sanar las heridas a través del perdón y el olvido. Uno de los ejemplos es que aún se resienten las masacres en las cuales el Ejército estuvo involucrado.

“Cuando ellos asesinaban le llamaban ajusticiamiento, pero cuando lo hacía el Ejército, le llamaban asesinato”, recuerda.

Ambos excombatientes coinciden en que el gobierno debe enfocar sus esfuerzos en buscar la paz.

El militar asegura que mientras no se logre controlar el flagelo de las maras no se podrá hablar de paz, porque hoy como ayer, también son jóvenes los que están muriendo.

“Las pandillas están ganando terreno. El hecho que desalojen a comunidades y que la policía no pueda controlar, eso dice mucho”, dice el exmilitar.

Lo cierto es que la conmemoración de los 25 años de la firma de los Acuerdos de Paz se da en el marco de una polarización cada vez más profunda. Los excombatientes solo se sienten abandonados.

Se escuchó en la 102nueve