El Salvador, lunes 25 de septiembre de 2017

Redacción 102nueve || enero 16, 2017

Lo bueno, lo malo y lo feo en seguridad pública 2016 (Tercera Parte)

Esta es la parte que lastimosamente nuestra sociedad olvida rápidamente:

Por Ricardo Sosa

En esta tercera parte evaluamos LO FEO en materia de seguridad pública durante el 2016. Esta es la parte que lastimosamente nuestra sociedad olvida rápidamente:

- Los 5 mil 268 homicidios del año 2016, que deja a igual número de familias con dolor profundo, como parte de la violencia social, delincuencia y crimen organizado.

- Los homicidios de miembros de la PNC, FAES, custodios de Centros Penales y agentes de seguridad privada.

- Las victimas de violencia, delincuencia y crimen organizado, ya que no existe un programa de atención integral, mucho menos un seguimiento de parte del Estado salvadoreño.

- El no cumplimiento de la sentencia de la Corte Suprema de Justicia sobre el hacinamiento en los centros penitenciarios y bartolinas de la PNC. Eso ha incrementado las enfermedades como la tuberculosis. También facilita las fugas de reos de alta peligrosidad.

- La falta de nombramiento del Director del Instituto de Medicina Legal por la Corte Plena. A pesar que somos uno de los países más violentos del mundo, hemos pasado todo 2016 sin en ese funcionario. ¡Todo un lujo!

- El rompimiento de la unidad que habían alcanzado los partidos políticos con el Gobierno, actuando como intermediaria la Comisión de Seguridad de la Asamblea Legislativa que finalizó con 84 votos para las medidas extraordinarias. Lo malo es que este ejemplo no pueda permear a otros temas primordiales de país como economía, salud y educación.

- Que la ciudadanía continúe con apatía y mitos que impiden y limitan su participación activa en la denuncia y soluciones a los problemas de su comunidad y entorno.

- Que el Consejo de Seguridad Ciudadana y Convivencia no escuche ni permita la participación de otras voces y sectores especializados en materia de seguridad.

- La falta de investigación y aporte científico de los sectores académicos a la problemática de la seguridad pública y ciudadana.

- Las extorsiones siguen siendo la tarea pendiente de atender. Requieren de mayor investigación y estudio para tener una mejor aproximación al daño real a la economía y evitar maximización de cifras económicas y su impacto.

- Los elementos de la PNC y FAES que se vieron involucrados en acciones de delito. Eso empaña la imagen y credibilidad de ambas Instituciones. Afortunadamente son una minoría que ya han sido capturados y procesados en tribunales.

- Los procesos judiciales abiertos y la captura del exfiscal General de la República ocurrida en agosto del 2016. Lo acusan de soborno, fraudes procesales, divulgación de material reservado e incumplimiento de funciones como Fiscal General. Esas son imágenes que no deben repetirse en nuestro amado país.

Ricardo Sosa/ Experto en Seguridad y Criminología
@jricardososa

Lo bueno, lo malo y lo feo en seguridad pública 2016 (Tercera Parte)

Por: Redacción 102nueve
enero 16, 2017

Esta es la parte que lastimosamente nuestra sociedad olvida rápidamente:

Esta es la parte que lastimosamente nuestra sociedad olvida rápidamente:

Por Ricardo Sosa

En esta tercera parte evaluamos LO FEO en materia de seguridad pública durante el 2016. Esta es la parte que lastimosamente nuestra sociedad olvida rápidamente:

- Los 5 mil 268 homicidios del año 2016, que deja a igual número de familias con dolor profundo, como parte de la violencia social, delincuencia y crimen organizado.

- Los homicidios de miembros de la PNC, FAES, custodios de Centros Penales y agentes de seguridad privada.

- Las victimas de violencia, delincuencia y crimen organizado, ya que no existe un programa de atención integral, mucho menos un seguimiento de parte del Estado salvadoreño.

- El no cumplimiento de la sentencia de la Corte Suprema de Justicia sobre el hacinamiento en los centros penitenciarios y bartolinas de la PNC. Eso ha incrementado las enfermedades como la tuberculosis. También facilita las fugas de reos de alta peligrosidad.

- La falta de nombramiento del Director del Instituto de Medicina Legal por la Corte Plena. A pesar que somos uno de los países más violentos del mundo, hemos pasado todo 2016 sin en ese funcionario. ¡Todo un lujo!

- El rompimiento de la unidad que habían alcanzado los partidos políticos con el Gobierno, actuando como intermediaria la Comisión de Seguridad de la Asamblea Legislativa que finalizó con 84 votos para las medidas extraordinarias. Lo malo es que este ejemplo no pueda permear a otros temas primordiales de país como economía, salud y educación.

- Que la ciudadanía continúe con apatía y mitos que impiden y limitan su participación activa en la denuncia y soluciones a los problemas de su comunidad y entorno.

- Que el Consejo de Seguridad Ciudadana y Convivencia no escuche ni permita la participación de otras voces y sectores especializados en materia de seguridad.

- La falta de investigación y aporte científico de los sectores académicos a la problemática de la seguridad pública y ciudadana.

- Las extorsiones siguen siendo la tarea pendiente de atender. Requieren de mayor investigación y estudio para tener una mejor aproximación al daño real a la economía y evitar maximización de cifras económicas y su impacto.

- Los elementos de la PNC y FAES que se vieron involucrados en acciones de delito. Eso empaña la imagen y credibilidad de ambas Instituciones. Afortunadamente son una minoría que ya han sido capturados y procesados en tribunales.

- Los procesos judiciales abiertos y la captura del exfiscal General de la República ocurrida en agosto del 2016. Lo acusan de soborno, fraudes procesales, divulgación de material reservado e incumplimiento de funciones como Fiscal General. Esas son imágenes que no deben repetirse en nuestro amado país.

Ricardo Sosa/ Experto en Seguridad y Criminología
@jricardososa

Se escuchó en la 102nueve