El Salvador, sábado 29 de abril de 2017

Salvadoreños crean robot para recolectar basura

Por: Maribel Montengro
diciembre 13, 2016

La idea fue tan innovadora que ganaron un concurso para recibir capital semilla y con ello poder hacer otras adaptaciones, por ejemplo, que el robot interactúe con el público.

Foto: Maribel Montenegro.

Un grupo de jóvenes creó un robot que recoge basura. “Basurito”, como ha sido identificado, es el primer robot que podrá circular libremente porque trabaja a base de pilas y ofrece un servicio de autonomía de recolección de basura en oficinas y lugares de concentración pública.

El aparato, que es un basurero convencional, ha sido adaptado con sensores y circuitos. Es capaz de identificar los obstáculos para no chocar mediante tres sensores ultrasónicos que permiten identificar cualquier objeto y de esa manera cambiar el rumbo.

Además tiene una pantalla que indica el nivel de basura que ha recolectado.

Lo que motivó a los jóvenes a impulsar el proyecto fue ver la cantidad de basura que se genera en algunos eventos públicos y privados. 

Hay una segunda versión que está en proceso de desarrollo y es que podrá portar una pantalla electrónica donde, incluso, se podrá proyectar un spot publicitario.

La idea fue tan innovadora que ganaron un concurso para recibir capital semilla y con ello poder hacer otras adaptaciones, por ejemplo, que el robot interactúe con el público.

Salvadoreños crean robot para recolectar basura

Por: Maribel Montengro
diciembre 13, 2016

La idea fue tan innovadora que ganaron un concurso para recibir capital semilla y con ello poder hacer otras adaptaciones, por ejemplo, que el robot interactúe con el público.

Foto: Maribel Montenegro.

La idea fue tan innovadora que ganaron un concurso para recibir capital semilla y con ello poder hacer otras adaptaciones, por ejemplo, que el robot interactúe con el público.

Un grupo de jóvenes creó un robot que recoge basura. “Basurito”, como ha sido identificado, es el primer robot que podrá circular libremente porque trabaja a base de pilas y ofrece un servicio de autonomía de recolección de basura en oficinas y lugares de concentración pública.

El aparato, que es un basurero convencional, ha sido adaptado con sensores y circuitos. Es capaz de identificar los obstáculos para no chocar mediante tres sensores ultrasónicos que permiten identificar cualquier objeto y de esa manera cambiar el rumbo.

Además tiene una pantalla que indica el nivel de basura que ha recolectado.

Lo que motivó a los jóvenes a impulsar el proyecto fue ver la cantidad de basura que se genera en algunos eventos públicos y privados. 

Hay una segunda versión que está en proceso de desarrollo y es que podrá portar una pantalla electrónica donde, incluso, se podrá proyectar un spot publicitario.

La idea fue tan innovadora que ganaron un concurso para recibir capital semilla y con ello poder hacer otras adaptaciones, por ejemplo, que el robot interactúe con el público.

Se escuchó en la 102nueve