El Salvador, martes 20 de febrero de 2018

Envían a prisión a madre e hijo por extorsión

Por: Redacción 102nueve.com
febrero 14, 2018

Los acusados fueron condenados a diez y cuatro años de prisión respectivamente.

Foto: referencia

Un hombre y su madre fueron condenados a diez y cuatro años de prisión, respectivamente, por el delito de extorsión en perjuicio de una víctima.

Los condenados fueron identificados como Herbert Antonio Escobar Paz y Ana Guadalupe Paz.

Según informó la Fiscalía General de la República (FGR), todo comenzó cuando una de las víctimas fue amenazada por uno de los imputados en julio de 2016, al momento que estaba comercializando productos en una zona del municipio de Jiquilisco, Usulután.

La víctima relató  que le entregaron un número telefónico para que se comunicara con ellos y se establecieran las condiciones para dejarla laborar tranquila en la zona. Una de estas condiciones sería que tendría que pagar una cuota de $100 mensuales, de lo contrario, quemarían los vehículos de su propiedad y matarían a sus empleados.

El lugar donde se acordó la entrega fue en las proximidades del Centro Escolar Ramiro Martínez, de Usulután. Ahí se presentaron madre e hijo para recibir el dinero, pero para su sorpresa, fueron capturados en flagrancia por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC).

El juicio se llevó a cabo en el Juzgado de Sentencia de Usulután.

Envían a prisión a madre e hijo por extorsión

Por: Redacción 102nueve.com
febrero 14, 2018

Los acusados fueron condenados a diez y cuatro años de prisión respectivamente.

Foto: referencia

Los acusados fueron condenados a diez y cuatro años de prisión respectivamente.

Un hombre y su madre fueron condenados a diez y cuatro años de prisión, respectivamente, por el delito de extorsión en perjuicio de una víctima.

Los condenados fueron identificados como Herbert Antonio Escobar Paz y Ana Guadalupe Paz.

Según informó la Fiscalía General de la República (FGR), todo comenzó cuando una de las víctimas fue amenazada por uno de los imputados en julio de 2016, al momento que estaba comercializando productos en una zona del municipio de Jiquilisco, Usulután.

La víctima relató  que le entregaron un número telefónico para que se comunicara con ellos y se establecieran las condiciones para dejarla laborar tranquila en la zona. Una de estas condiciones sería que tendría que pagar una cuota de $100 mensuales, de lo contrario, quemarían los vehículos de su propiedad y matarían a sus empleados.

El lugar donde se acordó la entrega fue en las proximidades del Centro Escolar Ramiro Martínez, de Usulután. Ahí se presentaron madre e hijo para recibir el dinero, pero para su sorpresa, fueron capturados en flagrancia por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC).

El juicio se llevó a cabo en el Juzgado de Sentencia de Usulután.

Se escuchó en la 102nueve