El Salvador, jueves 23 de marzo de 2017

Ejército sirio tiró bombas de cloro a civiles

Por: Redacción 102nueve
febrero 13, 2017

El cloro como arma de guerra está prohibido por la Convención sobre Armas Químicas.

Internet

El ejército sirio atacó unas ocho veces con armas químicas a finales de 2016 en la batalla de Alepo; mató a nueve civiles, entre estos cuatro niños, según Human Rights Watch.

En un informe la organización de derechos humanos explica que entrevistó testigos, analizó videos y otros hasta concluir que helicópteros de las fuerzas gubernamentales lanzaron bombas de cloro durante la ofensiva por la recuperación de Alepo entre el 17 de noviembre y el 13 de diciembre.

Unos 200 civiles resultaron afectados con los gases tóxicos en las zonas que controlaba la oposición, es decir, el ejército que pretende derrocar a Bashar el Assad.

El número de ataques puede ser mucho mayor: doce.

El más letal ocurrió el 20 de noviembre en Al Sajur: murieron seis miembros de una familia, entre ellos cuatro niños.

El informe de HRW detalla ataques en un parque infantil, en clínicas, calles residenciales y viviendas, que dejaron a muchas personas sin poder respirar, vomitando o inconscientes.

En todo eso, sin embargo, no han sido encontradas pruebas que lleven a concluir que Rusia participó en los ataques.

Las fuerzas sirias, respaldadas por Rusia, lanzaron en noviembre una ofensiva para recuperar el este de Alepo, un campo de batalla clave en la guerra siria, que ya lleva casi seis años.

El régimen anunció el 22 de diciembre que se había hecho con el control de toda la ciudad.

"Los ataques con cloro muestran que fueron parte de la estrategia militar global para recuperar Alepo, no el trabajo de unos pocos elementos aislados", dijo Ole Solvang, subdirector de emergencias de HRW.

El cloro como arma de guerra está prohibido por la Convención sobre Armas Químicas.

HRW dijo que no había evidencias de que Moscú estuviera directamente involucrado en el uso de armas químicas, a pesar de que aviones rusos tuvieron un gran papel en la ofensiva militar contra los combatientes opositores en el este de Alepo.

Francia y Reino Unido presionan al Consejo de Seguridad para que prohíba la venta de helicópteros a Siria.

Una investigación conjunta de las Naciones Unidas y de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPCW, por sus siglas en inglés) concluyó que varias unidades del ejército sirio habían usado armas químicas contra tres pueblos del norte de Siria en 2014 y 2015.

Fue la primera vez que se suministraron pruebas que involucraban a las fuerzas del presidente, tras años de desmentidos de Damasco.

Rusia, sin embargo, expresó sus dudas sobre las conclusiones de la investigación, alegando que no eran suficientes como para aprobar sanciones.

Ejército sirio tiró bombas de cloro a civiles

Por: Redacción 102nueve
febrero 13, 2017

El cloro como arma de guerra está prohibido por la Convención sobre Armas Químicas.

Internet

El cloro como arma de guerra está prohibido por la Convención sobre Armas Químicas.

El ejército sirio atacó unas ocho veces con armas químicas a finales de 2016 en la batalla de Alepo; mató a nueve civiles, entre estos cuatro niños, según Human Rights Watch.

En un informe la organización de derechos humanos explica que entrevistó testigos, analizó videos y otros hasta concluir que helicópteros de las fuerzas gubernamentales lanzaron bombas de cloro durante la ofensiva por la recuperación de Alepo entre el 17 de noviembre y el 13 de diciembre.

Unos 200 civiles resultaron afectados con los gases tóxicos en las zonas que controlaba la oposición, es decir, el ejército que pretende derrocar a Bashar el Assad.

El número de ataques puede ser mucho mayor: doce.

El más letal ocurrió el 20 de noviembre en Al Sajur: murieron seis miembros de una familia, entre ellos cuatro niños.

El informe de HRW detalla ataques en un parque infantil, en clínicas, calles residenciales y viviendas, que dejaron a muchas personas sin poder respirar, vomitando o inconscientes.

En todo eso, sin embargo, no han sido encontradas pruebas que lleven a concluir que Rusia participó en los ataques.

Las fuerzas sirias, respaldadas por Rusia, lanzaron en noviembre una ofensiva para recuperar el este de Alepo, un campo de batalla clave en la guerra siria, que ya lleva casi seis años.

El régimen anunció el 22 de diciembre que se había hecho con el control de toda la ciudad.

"Los ataques con cloro muestran que fueron parte de la estrategia militar global para recuperar Alepo, no el trabajo de unos pocos elementos aislados", dijo Ole Solvang, subdirector de emergencias de HRW.

El cloro como arma de guerra está prohibido por la Convención sobre Armas Químicas.

HRW dijo que no había evidencias de que Moscú estuviera directamente involucrado en el uso de armas químicas, a pesar de que aviones rusos tuvieron un gran papel en la ofensiva militar contra los combatientes opositores en el este de Alepo.

Francia y Reino Unido presionan al Consejo de Seguridad para que prohíba la venta de helicópteros a Siria.

Una investigación conjunta de las Naciones Unidas y de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPCW, por sus siglas en inglés) concluyó que varias unidades del ejército sirio habían usado armas químicas contra tres pueblos del norte de Siria en 2014 y 2015.

Fue la primera vez que se suministraron pruebas que involucraban a las fuerzas del presidente, tras años de desmentidos de Damasco.

Rusia, sin embargo, expresó sus dudas sobre las conclusiones de la investigación, alegando que no eran suficientes como para aprobar sanciones.

Se escuchó en la 102nueve