El Salvador, martes 23 de enero de 2018

Anualmente el Estado pierde $1,500 millones por evasión de impuestos

Por: Mirna Lozano
agosto 17, 2016

Es necesaria una salida integral que responda a la alta deuda adquirida desde años anteriores

Presidente del BCR, Oscar Cabrera

Unos $1,500 millones en impuestos son evadidos en el país, según estimaciones del Banco Central de Reserva (BCR), representa un 34 % de recursos que el Estado pierde cada año fiscal.

Con reducirla entre un 34 a 20 por ciento las arcas estatales recibirán unos $400,000, 000 anuales más, a “ojo de buen economista”, dijo Óscar Cabrera, presidente del BCR.

¿Cómo se explica que pese a los elevados índices de evasión, el país ha logrado tener una mayor recaudación pero ha necesitado endeudarse hasta más del 60 % del Producto Interno Bruto (PIB)? Cabrera explicó que el Gobierno ha invertido más dinero en el pago de las pensiones -13%- elevando el déficit fiscal.

Actualmente se pagan las pensiones con el Fondo de Operaciones Previsionales (FOP), el cual solo logrará honrar esa obligación en el corto plazo, se necesita una salida integral que responda a la alta deuda adquirida desde años anteriores  y se recomienda incluir ese tema en un posible acuerdo nacional.

De ahí la urgencia de cumplir con una de las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI): superar la polarización política –por las que las calificadoras de riesgos han bajado el estándar de El Salvador- y lograr un acuerdo para reducir los riesgos de iliquidez.

Por esto es necesario que la Asamblea Legislativa apruebe $1,200 millones en bonos. Es una salida temporal mientras sucede el acuerdo fiscal. En la actualidad la emisión de Letras del Tesoro (LETES) ha superado los $900,000, 000.

Pero también se necesitan reformas tributarias que permitan ampliar la base bajo la cual se sustente el gasto nacional. Las reformas aplicadas desde 2009 a la fecha han sido de carácter administrativa pero no para aumentar los ingresos y se necesita equiparar la carga a los niveles que tienen otros países de América Latina y de manera gradual.

Actualmente, el 66 % de la carga tributaria recae sobre las espaldas de los asalariados. El FMI propone crear nuevos impuestos al patrimonio y a las personas naturales.

También es imperativo que las inversiones públicas y privadas se eleven al 25 % del PIB. La inversión pública –muy baja según el BCR- es del 2 % y debe llegar a un nivel del 5 %. Mientras que la privada se espera que iguale a la de 2015, cuando fue del 8 %.

Del Producto Interno Bruto (PIB), un 55 % de los beneficios va hacia las empresas como un aporte y un 45 % a los trabajadores, lo que demuestra que los ingresos siguen concentrándose en un sector.

“El 10 % más rico obtiene el 34 % del ingreso nacional, es decir de lo que usted gana y el 10 % más pobre obtiene un 2 %”, aseguró el presidente del BCR, con base a la encuesta de hogares de 2014.

Respecto a las proyecciones de crecimiento que se tienen para este año, si la curva se mantiene como la observada hasta junio en tiempo real, El Salvador podría alcanzar un 3 % de crecimiento de su economía, sin embargo, aún falta la mitad del año para determinar cuál será la cifra.

Las remesas han crecido un 6 %, es decir, $2,000 millones lo que representa un 20 % del consumo de los hogares receptores.

Rendición de cuentas

Cabrera pronunció declaraciones en el marco de un informe de rendición de cuentas del periodo del periodo mayo 2015 a junio 2016.

La Aprobación de la Ley de Fondos de Inversión y facilitar la Ley de Inclusión Financiera, fueron algunos de los logros destacados en ese periodo. El BCR también propone la creación de un fondo de liquidez para proveer dinero a instituciones con aprietos temporales de iliquidez. Cabrera aclaró que es crear una especie de mercado entre las instituciones financieras para que entre ellas se presten dinero.

Anualmente el Estado pierde $1,500 millones por evasión de impuestos

Por: Mirna Lozano
agosto 17, 2016

Es necesaria una salida integral que responda a la alta deuda adquirida desde años anteriores

Presidente del BCR, Oscar Cabrera

Es necesaria una salida integral que responda a la alta deuda adquirida desde años anteriores

Unos $1,500 millones en impuestos son evadidos en el país, según estimaciones del Banco Central de Reserva (BCR), representa un 34 % de recursos que el Estado pierde cada año fiscal.

Con reducirla entre un 34 a 20 por ciento las arcas estatales recibirán unos $400,000, 000 anuales más, a “ojo de buen economista”, dijo Óscar Cabrera, presidente del BCR.

¿Cómo se explica que pese a los elevados índices de evasión, el país ha logrado tener una mayor recaudación pero ha necesitado endeudarse hasta más del 60 % del Producto Interno Bruto (PIB)? Cabrera explicó que el Gobierno ha invertido más dinero en el pago de las pensiones -13%- elevando el déficit fiscal.

Actualmente se pagan las pensiones con el Fondo de Operaciones Previsionales (FOP), el cual solo logrará honrar esa obligación en el corto plazo, se necesita una salida integral que responda a la alta deuda adquirida desde años anteriores  y se recomienda incluir ese tema en un posible acuerdo nacional.

De ahí la urgencia de cumplir con una de las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI): superar la polarización política –por las que las calificadoras de riesgos han bajado el estándar de El Salvador- y lograr un acuerdo para reducir los riesgos de iliquidez.

Por esto es necesario que la Asamblea Legislativa apruebe $1,200 millones en bonos. Es una salida temporal mientras sucede el acuerdo fiscal. En la actualidad la emisión de Letras del Tesoro (LETES) ha superado los $900,000, 000.

Pero también se necesitan reformas tributarias que permitan ampliar la base bajo la cual se sustente el gasto nacional. Las reformas aplicadas desde 2009 a la fecha han sido de carácter administrativa pero no para aumentar los ingresos y se necesita equiparar la carga a los niveles que tienen otros países de América Latina y de manera gradual.

Actualmente, el 66 % de la carga tributaria recae sobre las espaldas de los asalariados. El FMI propone crear nuevos impuestos al patrimonio y a las personas naturales.

También es imperativo que las inversiones públicas y privadas se eleven al 25 % del PIB. La inversión pública –muy baja según el BCR- es del 2 % y debe llegar a un nivel del 5 %. Mientras que la privada se espera que iguale a la de 2015, cuando fue del 8 %.

Del Producto Interno Bruto (PIB), un 55 % de los beneficios va hacia las empresas como un aporte y un 45 % a los trabajadores, lo que demuestra que los ingresos siguen concentrándose en un sector.

“El 10 % más rico obtiene el 34 % del ingreso nacional, es decir de lo que usted gana y el 10 % más pobre obtiene un 2 %”, aseguró el presidente del BCR, con base a la encuesta de hogares de 2014.

Respecto a las proyecciones de crecimiento que se tienen para este año, si la curva se mantiene como la observada hasta junio en tiempo real, El Salvador podría alcanzar un 3 % de crecimiento de su economía, sin embargo, aún falta la mitad del año para determinar cuál será la cifra.

Las remesas han crecido un 6 %, es decir, $2,000 millones lo que representa un 20 % del consumo de los hogares receptores.

Rendición de cuentas

Cabrera pronunció declaraciones en el marco de un informe de rendición de cuentas del periodo del periodo mayo 2015 a junio 2016.

La Aprobación de la Ley de Fondos de Inversión y facilitar la Ley de Inclusión Financiera, fueron algunos de los logros destacados en ese periodo. El BCR también propone la creación de un fondo de liquidez para proveer dinero a instituciones con aprietos temporales de iliquidez. Cabrera aclaró que es crear una especie de mercado entre las instituciones financieras para que entre ellas se presten dinero.

Se escuchó en la 102nueve