Nacionales

El Salvador celebra con júbilo el nombramiento de San Romero

Los salvadoreños siguieron de cerca el nombramiento del primer santo salvadoreño.

A las 2:10 de la mañana (10:20 hora de Italia) de este domingo 14 de marzo, arrancó en la Ciudad del Vaticano la ceremonia de canonización de Monseñor Romero, quien ahora ha sido elevado a los altares de la iglesia católica ante la mirada de miles de feligreses que se congregaron en diferentes puntos del país, para ser testigos de este hecho inédito en El Salvador.

“Los escribimos en el catálogo de los santos y establecemos que en toda la Iglesia sean reconocidos como los santos”, fue la frase con que el Papa Francisco concluyó la lectura ceremonial con la que declaró a Romero y a otros seis obispos como nuevos santos.

Tras la lectura ceremonial del sumo pontífice en la Basílica de San Pedro, los centenares de feligreses salvadoreños que estaban congregados en la Catedral Metropolitana elevaron cánticos al cielo que rezaban “tu pueblo te hizo santo”, mientras estallaban en los fuegos artificiales y las iglesias a nivel nacional sonaban sus campanas para unirse a la celebración.

Misma historia se repitió en la capilla del Hospital Divina Providencia, en San Salvador, donde desde tempranas horas se escucharon gritos de “Se ve, se siente. Romero está presente”. incluso ciudadanos de otros países de Centroamérica, quienes también llevan en su corazón la memoria del mártir, se dieron cita en el lugar donde precisamente el 24 de marzo de 1980 el obispo fue asesinado por un francotirador mientras oficializaba una de sus homilías.


Imágenes cortesía Revista Factum

La Plaza Gerardo Barrios también se vistió de gala pera la ceremonia, por lo que desde tempranas horas de la noche lució abarrotada para recibir al nuevo santo salvadoreño.

Finalmente, la Iglesia de Ciudad Barrios, cuna de Monseñor Romero, también se unió a la fiesta nacional por la declaración del nuevo santo con fuegos artificiales y el retumbar de las campanas.

“Es hermoso que junto a él (Pablo VI) y a los demás santos y santas de hoy, se encuentre Monseñor Romero, quien dejó la seguridad del mundo incluso su propia incolumidad, para entregar su vida según el Evangelio, cercano a los pobres y a su gente con el corazón magnetizado por Jesús y sus hermanos”, expresó el Papa Francisco durante la ceremonia

Mostrar más

Artículos relacionados

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker