Deporte Internacional

El Barcelona vuelve a la senda de la victoria

Los catalanes golearon a domicilio al Tottenham en la segunda jornada de la Champions.

Torbellino de emociones en Wembley. La mítica catedral del fútbol fue el escenario del duelo más atractivo de la segunda jornada de la Liga de Campeones de Europa, protagonizado por el Barcelona y el Tottenham.

El arranque no fue el mejor para los “spurs”, Messi se vio completamente solo en el centro del campo, levantó la cabeza y mandó un cambio de juego hacia la banda izquierda donde apareció Jordi Alba, el portero Hugo Lioris salió a cortar al jugada, pero el movimiento no fue el correcto y el balón fue para Coutinho quien definió a puerta vacia para poner el 1-0 a penas al minuto y medio de partido.

Con la ventaja en el marcador, los de Valverde tomaron mayor confianza y se apoderaron del juego, mientras que los londinenses no lograban encontrar la brújula tras ese sorpresivo golpe, a lo que se añade la baja de una de sus máximas estrellas, el danés Christian Eriksen.

Corría el minuto 28, Messi volvió a aparecer solo por el centro, mandó el balón del área a su socio Luis Suárez, el uruguayo cedió para Coutinho, quien remató al arco pero Llioris logro rechazar la jugada, no obstante el balón le llegó a Rakitic y el croata firmó un gol para enmarcar con un remate de volea desde la frontal del área y cerrar un brillante primer tiempo para los catalanes y una primera mitad para el olvido de los Spurs.

Sin embargo, el descanso le vino bien  a los pupilos de Pochetino y afectó a los blaugranas, ya que al volver de los vestidores, Messi tuvo dos oportunidades para ampliar la ventaja, pero sus dos disparos se estrellaron en el poste, mientras que Lamela dio un paso adelante para levantar el espíritu de su equipo y comenzó a deambular de un lado a otro en la media cancha, metiendo en problemas a Busquets que le costaba manejar el esférico por la presión del argentino y los spurs comenzaron a adelantarse en el campo poco a poco, hasta que apareció Kane para poner el descuento, luego de una gran jugada individual dentro del área en la que desbordó a Semedo y mandó el balón al fondo de la red con un remate al palo derecho.

No obstante, cuando el fantasma de la inseguridad asediaba a los catalanes, volvió a aparecer Messi para calmar las aguas, mandó un nuevo pase hacia el fondo por banda izquierda para encontrar de nueva cuenta a Jordi Alba, quien envió un centro hacia atrás que Suárez ni Countinho se molestaron en buscar, porque sabían que atrás estaba el capitán azulgrana para mandarla a guardar con un sutil toque al poste izquierdo con su zurda de oro.

Sin embargo, los ingleses se negaban a darse por vencidos y Lamela hizo valido su gran segundo tiempo y volvió a acortar las diferencias con un disparo desde el borde del área, que chocó en Lenglet y el balón se desvió impidiendo la atajada de Ter Stegen.

Wembley hacía honor a su leyenda y en su interior se gestaba un final de infarto. Pochettino quemó su ultima bala y mando al césped a un viejo conocido de los culés, Fernando Llorente, para intentar aprovechar cualquier error de la defensa del Barcelona en el juego aéreo, sin embargo la oportunidad más clara para el empate estuvo en los pies del brasileño Lucas Moura, quien a pocos metros de la portería rebotó un disparo que se estrelló en la humanidad de Lenglet y la jugada acabó en saque de esquina. Valverde dio entrada a Vidal para oxigenar al centro del campo y desconcentrar al cuadro británico.

Con la hinchada al borde de sus asientos, Messi cerró su brillante exhibición en Wembley, luego de que el incansable Jordi Alba robara el balón sobre la salida de los ingleses y este buscó a Suárez, pero el charrúa dejó pasar el balón consciente de que su amigo estaba solo en el área para dictar la sentencia de 4-2 para concretar una victoria que le devuelve el alma a los catalanes tras la serie de malos resultados en la liga local.

Mostrar más

Artículos relacionados

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker