Internacionales

Inversionistas salvan economía Argentina

Muchos temían la catástrofe

Cuando no existían salidas y se temía una estruendosa caía de la economía argentina, inversionistas salvaron la economía argentina al renovar el 100 por ciento de sus letras en pesos e invertir más de 5 mil millones de dólares,

La cifra en juego era astronómica: 617.000 millones de pesos o 24.700 millones de dólares, equivalentes a casi la mitad de las reservas del Tesoro. El “supermartes”, como lo llamaron en los mercados, era la prueba de fuego para medir el daño real de dos semanas de embestida contra el peso, que sólo el lunes perdió casi 7% de su valor frente al dólar y 34% desde enero.

El Gobierno de Macri ha ganado tiempo, aunque a un costo altísimo, con tasas de interés a 30 días del 40%. Ahora usará la tregua para negociar un crédito con el Fondo Monetario Internacional que fortalezca la espalda financiera del modelo, basado en el sostenimiento del déficit fiscal con endeudamiento externo, el combate de la inflación y un tipo de cambio flotante.

El vencimiento de los títulos de deuda ha sido un juego de ajedrez entre el Gobierno y los inversores. El banco central puso el lunes y martes 5.000 millones de dólares sobre la mesa para advertirles que mantendría el dólar alrededor de los 25 pesos, un valor que considera de equilibrio.

Ayer le bastaron 400 millones para sostener la moneda y hoy liberó otros 700 millones, mientras el mercado ponía toda la atención en la renovación de las Lebac, letras en pesos que el banco central usa para financiarse a corto plazo.

El Gobierno argentino vuelve a perder la carrera contra la inflación. El Indec dio a conocer este martes el peor dato del IPC en lo que va de año: los precios se incrementaron un 2,7% en abril respecto al mes anterior. El aumento del gas, la luz, el agua y el transporte público por la retirada de subsidios estatales ha contribuido al alza de la inflación, que fue del 9,6% en el primer cuatrimestre del año y se sitúa en el 25,5 % interanual.

El Ejecutivo macrista confiaba en una desaceleración a partir de mayo, pero la gran devaluación del peso en las últimas semanas ha alterado las previsiones. Para 2018, el Gobierno argentino mantiene una meta de inflación del 15%, pero el FMI estima que será del 19,2% y el mercado cree que superará el 22%.

El incremento del precio internacional del barril de petróleo también presiona al alza los precios, aunque el Gobierno ha cerrado un acuerdo para postergar nuevos aumentos en combustibles, que ya son un 11% más caros que a principios de año.

Las Lebac fueron hasta ahora la pieza más codiciada de los inversores en Argentina, con tasas promedio de 40 puntos. Al banco central, en tanto, las letras le permitieron reducir cada mes el circulante en pesos para controlar la inflación y atesorar, al mismo tiempo, reservas en moneda extranjera. El problema ha sido el volumen de las emisiones. Este martes hubo vencimientos por 617.000 millones de pesos, casi un 60% del total emitido. Se calcula que al menos el 5% de esas letras están en manos de extranjeros, aquellos que desde hace dos semanas han huido de Argentina y otros mercados emergentes atraídos por la subida de tasas en EEUU.

Mostrar más

Artículos relacionados

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker