En análisis

Opinión: La impunidad en los feminicidios en El Salvador

Del uno de enero al quince de abril del 2018 se registran 135 feminicidios en El Salvador.

Por: Ricardo Sosa

Una mujer ha sido asesinada en El Salvador cada diez horas en los últimos diez años, frase muy dura y real de la violencia feminicida en nuestro país.

Del uno de enero al quince de abril del 2018 se registran 135 feminicidios en El Salvador, (según la Policía Nacional Civil) lo que indica que se ha sobrepasado la cantidad con relación al año 2017, cuando se registraron 124. Cifras alarmantes y que son evidencia de la máxima expresión de violencia contra las mujeres.

Los datos de los últimos años han generado que la ONU solicite al Estado salvadoreño que se erradiquen los feminicidios.

La semana pasada, la periodista Karla Turcios de 33 años fue privada de libertad y posteriormente asesinada. Su cuerpo fue encontrado en el municipio de Santa Rosa Guachipilín, Santa Ana. Este crimen ha causado conmoción a nivel nacional y en particular en el gremio periodístico a nivel nacional e internacional.

Según el reporte, hecho público mediante conferencia de prensa y en diferentes entrevistas por la PNC, el cadáver tenía dos bolsas en la cabeza y varios golpes en el cuerpo, incluyendo uno en la boca, un trauma en el cuello, por lo que se presume que murió estrangulada, en espera de la confirmación del reporte de autopsia por el Instituto de Medicina Legal, quien remitirá el resultado únicamente a la Fiscalía General de la República (FGR).

El  pasado lunes el Señor Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, convocó de emergencia a los directores de medios y representantes de las gremiales y asociaciones de periodistas para condenar el asesinato y se comprometió a resolverlo lo antes posible.

Nuestro país atraviesa la etapa más cruel y espantosa de homicidios en su historia. Durante los últimos nueve años se registran más de 36,000 homicidios y el factor común  es la impunidad, que es lo que permite y les envía un mensaje a los asesinados que la posibilidad que se sean capturados y condenados es mínima. Esto se confirmar con los porcentajes de condenas sobre homicidios y feminicidios en sedes judiciales.

El asesinato de la periodista Karla Turcios es un eslabón más en la cadena interminables de crímenes contra la mujer, y que forma parte ya de las estadísticas, ante la indiferencia del Estado salvadoreño que debe reunirse como Comisión de Estado, y tomar acciones que envíen un mensaje al crimen organizado, pandillas, delincuencia común e incluso a todos  hombres, que la violencia contra la mujer en todas sus formas y expresiones será erradicada de nuestra sociedad.

Estos crímenes tienen otro elemento que debió revisarse hace muchos años y es el tiempo de búsqueda de los reportes de personas privadas de libertad y desaparecidos, ya que las autoridades deben contar con un protocolo de actuación para activar lo más pronto posible todas las acciones necesarias para dar con las pistas que puedan permitir con diferentes reportes de inteligencia y análisis de información. Esto incluye las acciones con las operadoras de telefonía, administradores de aplicaciones  en dispositivos móviles, cámaras de video vigilancia públicas, privadas y de ciudadanos; un programa de protección a testigos entre otros, para no seguir brindándoles ventaja y tiempo a los criminales

Además, insisto en la necesidad de una Unidad especializada combinada de FGR y PNC para feminicidios que cuente con un presupuesto robusto y tecnología de punta, que le permita ser eficaces y eficientes, y sobre todos especializados  en ciencias forenses y auxiliares.

Mostrar más

Artículos relacionados

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker