Espectáculos

MET Gala 2018: una noche religiosa

Ayer por la noche, Nueva York presenció uno de los mayores eventos del mundo de la moda. Esta vez, Anna Wintour escogió a la Iglesia Católica como una de sus principales inspiraciones.

El primer lunes de mayo de cada año se celebra en Costume Institute Benefit, Nueva York, la gala benéfica Met. Los artistas y diseñadores más reconocidos a nivel mundial son los principales invitados del evento organizado por Anna Wintour.

Cada año es marcado por una temática particular. Esta vez, el dress code de las celebridades fueron inspiradas a partir del tema  Heavenly Bodies: Fashion and the Catholic Imagination (Cuerpos celestiales: Moda y la imaginación católica).

Entre las artistas más destacadas se encontró Rihanna, quién utilizó un diseño de Maison Margiela Artisanal. La cantante de Barbados se presentó en la gala con un corto vestido, una capa y una mitra papal, los cuales fueron cubiertos por cristales y perlas. Su distintiva elección ha sido una de las más criticadas dentro la comunidad católica.

Rihanna vistiendo diseño de Maison Margiela Artisanal. Foto: Reuters

 

Las alas de Katy Perry tampoco pasaron desapercibidas y le dieron una auténtica imagen de ángel. Versace fue el encargado de vestir a la cantante para la ocasión.

Katy Perry utilzando Versace. Foto: Getty Images

 

Una de las actrices más esperadas del evento fue Sarah Jessica Parker y su vestimenta no decepcionó. Asistió con un diseño metálico de Dolce & Gabbana. Este contó con tres metros de longitud, bordados dorados y detalles rojos.

Parker en Dolce & Gabbana. Foto: AFP

 

Después de Parker, hizo su aparición Madonna. La Reina del Pop llegó acompañada del diseñador Jean Paul Gaultier, su gótico vestido se complementó con una corona de crucifijos, velo en red y un ramillete de rosas negras.

Madonna junto con Jean Paul Gaultier vestido de sacerdote. Foto: AFP

 

Eiza Gonzáles fue la encargada de representar a la comunidad latina  en la gala. La mexicana escogió al diseñador Prabal Gurun para la ocasión. La prenda constó de un vestido negro ajustado con una capa blanca a juego.

Eiza Gonzáles en su primera aparición en la gala MET.

 

Todos los fondos recaudados fueron para el Costume Institute del MET. Como en cada año, la editora en jefe de Vogue decidió quién asistió al evento. Cada asiento tuvo un costo de $25,000. En total, se registró una asistencia de más de 500 personas.

Mostrar más

Artículos relacionados

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker